El Ministerio de Defensa paga los sueldos en negro a militares en actividad

La lluvia de medidas cautelares innovativas que ordenan al Estado Nacional el pago de los haberes en blanco representa un nuevo desafío para el propósito que siempre ha motorizado esta gestión: la Señora Ministro Nilda Garré no cejará en su empeño en conseguir mayores logros.

Aquella que afirmaba que primero son ciudadanos y luego militares, la misma que los criticaba por su incapacidad de salir del ghetto, la que trabajó arduamente para modificar un Código que les permitiera recurrir a la Justicia ordinaria, que creó una Dirección de Derechos Humanos en el ámbito del Ministerio con el propósito de integrar dicho concepto institucionalmente… esa misma Ministro hoy se fatiga en la contradicción de su propio discurso.

Ante la lluvia de medidas cautelares, parece que el concepto de ciudadano primero y luego militar ha dejado de tener la supuesta vigencia que pretendió darle. Estremecida por las consecuencias de sus propias reivindicaciones, se excusa en que no le alcanza el presupuesto para ordenar las cuentas y abonar legalmente los sueldos.

La Sra. Ministro ha recortado el presupuesto de Defensa al punto de reducirlo arbitrariamente durante la ejecución en curso en cifras porcentualmente escandalosas.

Sin excusas en un país indefenso, Nilda Garré unilateralmente afirmó en su momento que dichas restricciones autoimpuestas no eran ni serían “un impedimento para continuar avanzando en el desarrollo de una política de defensa consistente”. Pero parece que las cosas se complican, más allá de la consistencia de su política. ¿Decretará no cumplir la orden de los Jueces? ¿Una integrante del Poder Ejecutivo Nacional desconociendo el mandato del Poder Judicial de la Nación?

Setenta por ciento (70%) en negro y no sólo eso, el concepto de igual remuneración por igual tarea, de mandato constitucional, ha sido pisoteado hasta el infinito. Ni el grado ni la antigüedad en el mismo ni el puesto ocupado aseguran un monto en la maraña de cifras no remunerativas que componen el sueldo. La desigualdad es moneda cotidiana: suplementos por cantidad de hijos, por no habitar vivienda fiscal, por estudio, por vestimenta, por zona, por cargo, de tal modo que el reconocimiento laboral mensual se convierte en una cuestión circunstancial y personalizada, más allá del trabajo que se deba realizar.

A estas alturas, cabe preguntarse cuál será el sueldo de la Ministro y de los preparados profesionales que acompañan su gestión, tales como su hermano, Jefe de su Gabinete. ¿Cobrarán ellos el 70% del sueldo en negro como sucede con el personal militar de cuya política salarial son responsables? ¿Harán los aportes correspondientes para luego de treinta y cinco años de servicio percibir una jubilación del 30% de su haber en actividad, como sucede en el caso del personal retirado, cuyos derechos el Ministerio desconoce?

El cumplimiento de la ley 19.101 brilla por su ausencia, generando que el pase a retiro sea el castigo hacia un destierro económico, dada la reducción escandalosa del sueldo. El presidente del IAF (Instituto de Ayuda Financiera para pago de Retiros y Pensiones Militares) explica en una Carta de Lectores del Diario La Nación publicada el 11 de agosto de este año que el Instituto se encuentra avocado a la tarea de compra de títulos públicos, ratificada por decreto del mismo Poder Ejecutivo Nacional, aunque parece que el Ministerio, por su parte, carece de fondos suficientes para pagar los sueldos, retiros y pensiones como lo dispone la ley.

Era previsible que el camino elegido en cuanto a esta modalidad de plan jefes y jefas algún día explotara. La propia Ministro, en su resolución del 13 de agosto del corriente año abrió el camino de la Justicia agotando la vía administrativa de todos los reclamos planteados, pendientes de resolución o que se interpusieran en el futuro en referencia a este tema.

Y fue entonces que el ciudadano militar recurrió a la Justicia.

Según la Sra. Ministro Garré, la catarata de medidas con sus consiguientes juicios implica un resquebrajamiento de la jerarquía militar debido a la desigualdad generada entre los diversos actores: los que han presentado las medidas y los que aún no lo han hecho. Considera de gravedad institucional una situación poco transparente que su gestión ha provocado y que la Justicia no avala.

Es tal el grado de distorsión que ahora, quien haya sido beneficiado por la medida cautelar, podría llegar a cobrar el doble de lo que cobraba previamente, pues no solo se blanquearía su sueldo, sino que además le correspondería el pago de las mismas cifras no remunerativas que venía percibiendo según la lúcida política salarial llevada adelante por el Ministerio.

¿La solución? La misma de siempre: persistir en el error, desconocer la Justicia, discriminar los derechos.

La Sra. Ministro ha armado una comisión para tratar el tema. En un rapto de genialidad sin precedentes, ante un problema grave… ¡se ha creado una comisión! La misma ha empezado a trabajar ordenando que se confeccione un listado de quienes han acudido a la Justicia y que se desconozcan las órdenes de los Jueces.

Fuente:elojodigital.com

5 comentarios

1 jaker2 { 08.02.10 at 3:55 pm }
2 daniel { 12.19.10 at 10:48 am }

Vergonzoso. Los militares son ciudadanos de segunda, pero claro no tenemos un Moyano o un sindicato que nos represente. No tenemos nadie que represente al personal militar y en este país que se dice democrático es inutil bogar por un sindicato o un organo que represente lo s derechos de los militares que tambien tienen famila y sueños como cualquier empleado del país, solo que es dificil sacarse de la idea sobre todo de los altos mandos que San Martin, Belgrano y los otros hombres patrios fueron únicos, que ellos son personas que debería luchar por su personal y no hacer oidos sordos a los reclamos pero si disfrutan los señores de sus atribuciones. pero ya se que este comentario no sirve para nada y seguro saldrá un carcaman que diga que los militares nos debemos al estado y que la disciplina y que se yo que nada tiene que ver con respetar los derechos de las personas por mas que vistan uniformes. gracias

3 carmen { 02.12.11 at 1:43 pm }

hola daniel la verdad es q tenes toda la razon a ellos lo unico q les interesa es robar todo lo q puedan mientras estan en su cargo es por eso q cuando se van no tienen problema en entregar el cargo

4 cristian { 02.20.11 at 9:07 pm }

todos los que sufrimos esta injusticia pronto tendremos un milagro. dios se encargara de esa gente sin escrupulos. saludos… atte

5 andres { 03.10.11 at 4:37 pm }

si todos tendriamos el derecho, como cualquier ciudadano y mas los delincuentes que en este pais matan x un celular y salen al poco tiempo y lo vuelven a hacer como saben que estos jueces viven como reyes igual que los politicos que lo unico q quieren es llenarse de plata a costa de esras personas q viven gracias al plan q les pagan el gobierno y los delincuentes de los punteros q viven movilizando esta gente que lo unico que hacen es comer, cagar y dormir y traer hijos al mundo para sufrir.
igual que un peruano, paraguayo y bolibiano hacen lo que quieren y no pagan impuesros y andan vendiendo drogas pagando coimas a los policias y fiscales. todo mal hasta nosotros los militares q somos la defenza del pais estamos pagando por cosas q hicieron otros y encima somos los unicos en el pais que nos pagan en negro, es una verguenza. y no sigo x que hay mas para agregar en este pais generoso, ja ja viva la patria

Deja un Comentario