La mataron tras acordar una venta por Internet

Una contadora pública de 46 años fue asesinada de un balazo delante de su sobrino en una vivienda del porteño de Flores por dos con los que había acordado la venta de su LCD a través del sitio de Mercado Libre.

 

En declaraciones al canal de , el esposo de la víctima, identificada como Brad, contó que su fue baleada cuando procuró “salvarle la vida” en momentos en que él huía de los asaltantes, tras haberse arrojado desde un primer piso de su .

 

El hecho ocurrió el miércoles a las 20.30 en su departamento del primer piso del edificio ubicado en el pasaje Gustavo Riccio al , cuando dos hombres arribaron al lugar con el “ticket de depósito bancario” de la operación de venta del televisor acordada por internet, luego de que una de esas personas visitara el departamento el martes junto a una mujer, con el argumento de verificar el estado del producto ofrecido.

 

“Vinieron a vernos y nos querían dar la plata, pero dijimos que no, que queríamos un depósito, del que nos mostraron el ticket, parecía una parejita amorosa, parecía buena gente”, señaló Gabriel, el esposo de la víctima.

 

El miércoles a la noche, luego de ingresar al departamento, los dos hombres revelaron que tenían fines de robo y extrajeron armas de fuego y luego maniataron a la contadora, a su marido y al adolescente.

 

Ellos estaban muy agresivos y querían matar a mi mujer, le pusieron el arma en la cabeza, yo me desespero, logro sacarme el precinto con el que me habían atado, los empujo, me arrojo por el balcón y caigo sobre el techo de un auto estacionado”, precisó.

 

Él marido de la víctima agregó: “Ella asustada, habrá pensado que me iban a matar cuando me persiguieron, fue a salvarme y terminó muriendo”.

 

Brad recibió un balazo en el tórax cuando, junto a su sobrino, corría detrás de los asaltantes entre “la puerta del departamento y el palier del edificio”.

 

Luego, los delincuentes amenazaron de uerte a un vecino y lo obligaron a que les abrierla la puerta general, donde el esposo de la víctima y unos vecinos los apedrearon, pero logaron escapar en un vehículo en el que los aguardaba al menos un ocupante.

 

“Los cagamos a piedrazos con los vecinos pero se escaparon”, señaló Gabriel, tras lo cual pidió auxilio a “un policía que estaba en la esquina”, aunque se quejó de que el arribo de los patrulleros de la comisaría 38 “no fue muy inmediato que digamos”.

 

Gabriel aseguró que si le muestran a los delincuentes los reconoce: “Los tengo en mis ojos”.

 

La contadora fue trasladada al hospital Piñero, donde murió poco después, producto de la herida de bala.Fuente:dyn


Share

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario