¿Dónde está Érica? Dos especialistas hablan sobre las manchas de sangre

A las hipótesis que sostienen un final trágico esta tarde se le sumó una nueva prueba. En el auto dejado en la casa de ambos por el esposo de Érica encontraron manchas de sangre aunque aún no se determinó si corresponde a sangre humana y si es de la desaparecida.

Fuentes de la investigación señalaron que fueron encontradas manchas aparentemente hemáticas en el hogar y en el auto, gracias a la utilización del reactivo “Luminol”. La madre de Érica se presentó esta mañana ante la justicia para que le realicen una extracción de sangre con el fin de comparar los ADN.

La familia de Érica es asesorada por la ONG Comisón Esperanza que lidera María Esther Cohén Rua. Su organización se especializa en la búsqueda de personas desaparecidas. En diálogo con 24CON al especialista explicó a 24CON las actitudes de Lagostena que más lo incriminan, “no hay una expresión de dolor, nunca preguntó por su esposa o su hijo”.

“Las veces que quise entrevistarme con él siempre me evitó. Lo invité sin ninguna obligación a nuestras oficinas y siempre puso excusas. Nunca se acercó a la familia de Érica, desde la desaparición no volvió a pisar la casa de su familia. Cuando hablé por primera vez con él no dijo lo esperable para una persona que tiene desaparecido a un ser querido, me dijo ‘estoy colaborando con la policía’. No salió a hacer averiguaciones ni fue a los hospitales, ni ofreció su auto como para poder ir a buscar a su esposa” apuntó Cohen Rua.

La ultima vez que la especialista se comunicó con Daniel Lagostena fue para acordar un encuentro, sin embargo la respuesta de este le llamó la atención: “la reunión que teníamos pactada no se podía hacer por que a él le habían avisado que le iban a hacer un allanamiento en la casa, entonces le propuse de hacerla unos días después. Me contestó que nos íbamos a reunir ‘salvo que desgraciadamente tengamos noticias antes’. ¿Por qué ‘desgraciadamente’? le pregunté y no supo que contestarme”.

Por su parte, el Licenciado en Criminalística Roberto Locles explicó a 24CON las principales hipótesis que se aplican a los casos de desaparición de personas y que concuerdan con las características del caso de Érica: “hay varias hipótesis, no descarto la hipótesis de que haya huido, y que haya a cordado con la pareja volverse a encontrar más. Es la clásica “travesura” adolescente como para escapar de algún problema familiar”.

“La segunda hipótesis, la que señalaría al esposo como culpable de asesinato le falta sustento. Que la haya hecho desaparecer y que tanto tiempo después se haya ido es medio raro, no concuerda con los patrones comunes a estos casos; se hubiera ido de inmediato o se hubiera quedado para despistar. Esto es anormal en este tipo de hechos” apuntó el especialista que es miembro de la Asociación Argentina de Criminalistas.

“Y la tercera es la entrega de la chica a alguna banda de prostitución. Que él se halla prestado a que alguien la secuestre y se la lleve. Lo que trabajamos criminalísticamente son hipótesis y luego hay que investigar” explicó el licenciado.

Locles explicó además que según la cantidad de la sangre encontrada se presume el destino de una víctima. Ante un asesinato o el traslado de una persona momentos después del asesinato “se encuentra mucha sangre”, pero si son pocas gotas puede ser por algún motivo accidental. “Si fuese sangre de Érica, hay que ver si no es producto de menstruación o una herida, si es mucha cantidad o poca, si la mato y la traslado en el coche la sangre seria mucha cantidad y no una gota. Además, pensando en la mentalidad de un criminal, si mató en un auto o trasladó un cuerpo, el auto lo da por perdido, entonces ¿porque dejarlo? Era más fácil tirarlo a un río si ya tenía pensado desaparecer.

Igualmente,  Daniel Lagostena sabe que paso, es el único que sabe, es le factor común en todas las hipótesis. No quiso quedarse para no pisarse o por ser cómplice o asesino, para no caer preso” finalizó el criminólogo.

Fuente:24con.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario