¿Otro Julio López?¿Qué hacemos?

Orlando Argentino González, sobreviviente de la última dictadura militar, está desaparecido desde el martes y su paradero es un enorme signo de interrogación. Debía presentarse a declarar en la fiscalía de Ranchillos, una localidad ubicada a 20 kilómetros de San Miguel de Tucumán, en el departamento de Cruz Alta, pero nunca llegó. Su abogada, Laura Figueroa, le confirmó a Criticadigital que el hombre de 63 años “fue amenazado constantemente durante la última semana” para que retirara una denuncia contra el ex comisario Francisco Orce, quien se encuentra detenido desde abril, acusado de la desaparición y secuestro de personas.

Lo último que se sabe es que González, quien está desocupado y vive solo en una zona rural, salió de la casa de su hermana y tomó un taxi o un colectivo para ir al juzgado a declarar. Pero algo ocurrió en el medio, ya que no se presentó. Era un testigo clave en el proceso judicial en el que también estaba imputado Mario “Malevo” Ferreyra, que en noviembre del año pasado se suicidó frente a las cámaras de televisión.

Diferentes organizaciones de Derechos Humanos comenzaron a movilizarse para exigir la reacción del Gobierno. Convocaron para el jueves a las 12 una conferencia de prensa en el Hotel Bauen y el viernes a las 17.30 habrá una marcha para pedir la aparición con vida de González. Será desde el Obelisco hasta la Casa de Tucumán, ubicada en Suipacha al 100.

“Las situaciones en el interior son muy difíciles, la impunidad tiene muy cerquita a víctimas y victimarios. Y los testigos y sobrevivientes están en exposición permanente. González atravesó durante toda la semana una situación muy densa”, explicó a este medio Margarita Cruz, de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD).

LA CAUSA.
En mayo de 1976 González fue detenido después de una larga jornada de trabajo en el cultivo de la caña de azúcar, en un bar de la localidad de Ranchillos y, según denunció, encerrado en el Centro Clandestino de Detención (CCD) Arsenal Miguel de Azcuénaga. Allí, fue interrogado y golpeado por Francisco Orse quien buscaba averiguar el paradero de otros vecinos. El caso está relacionado con el de todas las víctimas oriundas de “El Empalme, Ranchillos”, causa con cuatro desaparecidos y cuyas familias también fueron amenazadas.

El juzgado estaba advertido sobre las amenazas que recibió González en los últimos días y sólo restaba la formalidad del trámite para que el Estado le brindara seguridad. De acuerdo a lo informado por su abogada “el año pasado también fue amenazado por Orse mientras estaba hospitalizado, debiendo ser custodiado por fuerzas de seguridad para que pudiera ser intervenido quirúrgicamente sin que su vida corriera peligro. Hoy la situación es más grave pues no lo encontramos”.

Fuente:criticadigital

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario