¿Por qué creemos que Messi es el gran culpable?

Luego de la eliminación, el atacante del Barcelona prefirió no hacer declaraciones a la prensa, más allá de haber sido el jugador más destacado del combinado albiceleste durante los 120 minutos de juego y de haber marcado su disparo en la definición por penales. Todas las miradas estuvieron sobre él y su capacidad de desequilibrar en un equipo que el propio Batista calificó como “hecho a su medida”, como un intento de copiar el juego del Barcelona.
Messi pasó raudo por la zona mixta sin detenerse en el corralito ante los periodistas. Todavía resuenan sus palabras cuando llegó a Ezeiza para la preparación para esta Copa: “Gané todo con el Barcelona, ahora quiero ganar algo con la selección”, había dicho en su momento.
No pudo ser, otra vez. Messi sigue sin conseguir títulos en el seleccionado mayor de la AFA, más allá de los que conquistó en su época como juvenil con el sub 20 en Holanda y los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. La gloria en la mayor le es esquiva al Crack.
Por eso Lionel junto con el resto del plantel de la Selección argentina regresaron anoche desde Santa Fe al predio de Ezeiza, antes de quedar liberados tras la eliminación ante Uruguay.

Rápidamente, los jugadores se retiraron del estadio Brigadier López de club Colón, en micro hacia el hotel de la misma institución donde estableció su búnker en esa provincia. Los hinchas aprobaron el desempeño de los jugadores, pero recriminaron falta de compromiso en los momentos críticos del partido.
En vuelo chárter, desde el aeropuerto de Sauce Viejo, la delegación albiceleste partió hacia el aeropuerto de Ezeiza y luego los futbolistas se retiraron a dormir en el predio de la AFA. Esta mañana, se despertaron con un pasacalle con la leyenda “volvé Diego”, un claro mensaje de repudio a Sergio Batista. A lo largo del día, según está previsto, quedan liberados para disfrutar de los últimos días de vacaciones antes de regresar a sus respectivos clubes.
Con su frustrada participación, Messi completa otro torneo sin marcar tantos, en una racha que ya suma 16 partidos. En total pasaron 842 días desde su último gol con la camiseta albiceleste en una competición oficial. Fue contra Venezuela, durante el debut de Maradona al frente de la Selección, el 28 de marzo de 2009. El anterior, justamente a Uruguay, en octubre de 2008. Dos goles en tres años. ¿Por qué no alcanza con que juegue bien el mejor del mundo para que la Selección gane algo?Fuente:24con.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario