¿Quién es la militante feminista víctima del acecho de su vecino?

Salir a la luz pública puede derivar en situaciones insólitas e inesperadas para aquellos que han permanecido mucho tiempo en el anonimato. El último caso que lo demuestra es el de la aspirante a colectivera Mirtha Sisnero, que por estos días debe lidiar con el lado negativo de ser reconocida en la sociedad: la aparición de una persona que quiere hacerle una broma de mal gusto. 

La mujer se hizo popular en Salta desde fines del año pasado, por iniciar una lucha para que las empresas de colectivos de su provincia tomen a personal femenino como choferes. El problema ahora es que, ya sea por envidia o por puro machismo, uno de sus vecinos comenzó a amenazarla con publicar imágenes falsas de ella “al desnudo”.

En declaraciones a una radio salteña, Sisnero denunció que este vecino se dedica a “trucar imágenes de videos pornográficos de forma ilegal, valiéndose de alta tecnología digital”, por lo que no duda que sea capaz de concretar su amenaza, usando fotos del rostro o el cuerpo de la activista en una de las producciones que habitualmente realiza.

La mujer negó haber participado alguna vez en alguna filmación de este tipo, e insiste en que todo es obra del arte de la “manipulación computarizada”.

Si bien la aspirante a chofer no precisó cuáles fueron las exigencias de este hombre para no hacer público el film, afirma que “es muy seguro que ya me tenga como una de sus protagonistas”.

La causa de Mirtha para lograr la igualdad de género comenzó después de que la Municipalidad de Salta le otorgara su registro de conductora profesional en 2008. A pesar de haber presentado distintas notas a varias empresas de transporte, donde solicitaba que la incorporaran entre sus trabajadores, ninguna la llamó y, para finales de ese año, todavía estaba desempleada.

Por eso, bajo el respaldo de la Fundación Entre Mujeres, inició una acción legal contra nueve compañías y la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT), alegando un caso de discriminación.

Después de varias marchas de protesta, la justicia salteña hizo a lugar al amparo y dispuso el cese de discriminación por género. Para hacerlo, citó la experiencia de Córdoba, donde las mujeres manejan el servicio de Trolebús, y también la de otras zonas de Salta, donde están a cargo de la conducción de los micros escolares. “Si confiamos a ellas la parte más importante de una sociedad, los niños, por qué no confiar a mujeres el transporte de adultos”, afirma el fallo.

Sin embargo, las demandados apelaron, el caso llegó a la Corte de Justicia de Salta y allí revocaron el dictamen anterior, al avalar parcialmente la presentación de los empresarios transportistas, que justifica el no contratar a mujeres como choferes por cuestiones “culturales”.

Al mismo tiempo, este fallo de la Corte exige que, en las futuras contrataciones, las empresas de ómnibus aseguren un tratamiento igualitario para las mujeres, y exhorta  a los poderes Legislativo y Ejecutivo salteños a emitir las normas necesarias.

No conforme con el resultado obtenido, Sisnero decidió apelar ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación la decisión que tomaron en su provincia. Actualmente, la causa todavía está en veremos.

“Nos obligan a ir a la Corte Suprema. Acá no hay trabajo para las mujeres”, dijo a la prensa, y señaló que presentó un proyecto en el Concejo Deliberante para que el Tren Urbano de su ciudad también sea manejado por mujeres.

Aparentemente, su cruzada feminista irritó a algunos hombres y, por culpa de su vecino, su caso de “choferes femeninas” puede pasar a ser conocido como “choferes triple X”.

Fuente:conurbano24

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario