¿Y esto?¿Los ensayos bélicos Ingleses empezaron en noviembre?

El 27 de noviembre de 2009, a las 23:12 hs. durante más de 25 segundos en Colonia Chocorí (latitud: 39°49’22.29″S; longitud: 64°50’0.94″O), Provincia de Río Negro, fue observado  un espiral en el cielo al que luego de una aparición el 9 de diciembre en Noruega se lo llamó “Norway’s Spiral”.

Nada mejor que graficar lo que se vio en Río Negro, lo cual no pudo ser filmado, viendo lo que se vio en Noruega 12 días después, tomado por varias cámaras de video. La explicación en Noruega fue la falla en una prueba de un misil ruso. Todos conformes menos los que se empecinan en querer ver un OVNI.

Los testigos fueron dos adultos, separados 1 km entre sí, técnico aeronáutico uno, técnico electrónico el otro, con 25 años de recorrer los campos de la zona. Se le informó a la CONAE por e-mail el 13 de diciembre del 2009, adjuntando los datos y ofreciendo ampliar el testimonio. Cric-Cric-Cric. Sin respuesta.

Un tercer testigo, anónimo, dejó un comentario en un diario de Salta al otro día del 27 de noviembre, donde la nota hablaba de un fenómeno extraño sucedido en un pueblo de la provincia sin similitudes con el espiral, diciendo en ese comentario haber visto desde su terraza en Capital Federal, a las 23 y minutos, dirección Sur, un fenómeno cuya descripción coincidía con el espiral.
El relato de un testigo:

“Estaba apostado de espalda adonde aparecería el espiral. Miré hacia atrás por pura casualidad. Viviendo en Buenos Aires los cielos estrellados en el campo son una bendición. Y ahí estaba. Tomé la cámara digital y la puse en filmación. Filmé desde ese momento hasta que desapareció. La filmación dura 25 segundos. Pero no se ve nada, un punto blanco. El modo video de la cámara es de baja definición.

A las dos horas nos reunimos con mi socio que estaba a  unos 1.000 metros.

-¿Viste la luz?- fue mi pregunta ya subidos a la camioneta. Rogaba que la haya visto. No quería sentirme como David Vincent de Los Invasores.

-¡¿La viste!?- respondió con el mismo alivio que yo esperaba tener.

Lo dejé describírmela, era como una nube que giraba como un ventilador de tres palas. Tal cual lo que yo había visto. Coincidíamos en la sensación de que no emitía luz propia, sino que había sido visible gracias a la luz de la luna en cuarto creciente casi llena. Misterio.

Al volver a Buenos Aires puse en el buscador en Internet “27 de noviembre ovni” y apareció un suceso en Salta que fue muy conocido pero que no tenía nada que ver con lo que habíamos visto. Pero en los comentarios, un porteño describía lo mismo que vimos, a la misma hora, pero por estar en Buenos Aires la dirección era al Sur y no al Sur Sur Este como la nuestra.

La sorpresa fue al leer en El Mundo.es la noticia a los 15 días, del avistaje del espiral en Noruega. Al ver el video me volví loco. ¡Era lo mismo!

Hasta ese momento especulábamos entre un fenómeno atmosférico o un OVNI. Cuando vimos que era producto de un misil creado por el hombre, que haya sido un OVNI parecía un mal menor. Ahora la especulación era sobre la pertenencia del misil. ¿Desde un submarino inglés en Malvinas? Fue lo más lógico que nos pareció. Me metí en la página de la CONAE y mandé un informe a varias direcciones de mails que figuran allí pero nunca tuve respuesta.

Hoy escucho lo de los misiles en Malvinas y todo me cerró de golpe.”
Fuente:chegenetic.blogspot.com
Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario