“Aire para respirar”

POR JOSE IGNACIO TORRESAlberto Fernández dimitió al cargo de Jefe de Gabinete tras más de 5 años de ser el ‘hombre fuerte’ del Gobierno Nacional, y dio un paso al costado que lo dejó fuera de la estructura que, según él mismo, “había fundado”. Su renuncia pretende ser leída como un gesto para fomentar cambios en el rumbo de la política kirchnerista, pero sobre todo cambios de nombres que le den a la gestión K ‘oxigenación’.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). “Quiero aire para respirar” dice la letra de la canción ‘Aire para respirar’ del grupo de rock argentino Los Super Ratones, una de las bandas de cabecera del ahora ex Jefe de Gabinete Alberto Fernández, quien ya se sabe es muy aficionado a la música, toca la guitarra, compone, escribe canciones y fue invitado por la misma agrupación a participar en la grabación de uno de sus discos.

Esa frase sintetiza el pensamiento del otrora ‘superpoderoso’ ministro de la administración K quien reiteró en numerosas ocasiones, a puertas cerradas, la necesidad de una ‘oxigenación’ del Gabinete del Gobierno Nacional para el relanzamiento de la continuidad de los Kirchner en el poder.

Según los trascendidos, la renuncia de Alberto Fernández representa un gesto que él esperaría ser imitado por otros miembros del Ejecutivo nacional que no gozan del visto bueno de la sociedad y que representan lo peor del gobierno del matrimonio presidencial.

Cuando a mí me preguntan nombres, hablo de Moreno”, dijo Fernández según público de manera ‘off the record’ el diario Crítica de la Argentina, en clara referencia al polémico secretario de Comercio Interior.

‘Oxigenación’ es una palabra que venía sonando desde hace tiempo, pero tomó cierto impulso luego de la derrota del oficialismo en el Senado, cuando fracasó en imponer las retenciones móviles a las exportaciones de granos, una iniciativa que le costó 129 días de conflicto con el sector rural.

El ex jefe de Ministros de la Nación sufrió en carne propia la intromisión de Néstor Kirchner en las negociaciones con el campo. Toda vez que parecía haber un acuerdo, el ex presidente ‘metía la cola’ y estropeaba los avances que el por entonces Jefe de Gabinete lograba alcanzar.

Néstor Kirchner le empezaba a dar a  entender que su método dialoguista y de apertura no tenía cabida en un gobierno que el ex mandatario basó en la confrontación.

Ha cambiado la política y ha cambiado la sociedad. Creo que el gobierno debe asumir esos cambios y cambiar también. Yo se lo venía diciendo a Néstor y a Cristina en nuestras habituales reuniones. Pero consideré que un gesto público era mejor que un consejo. Por eso, renuncié”, le dijo Alberto Fernández a Joaquín Morales Solá, en una entrevista concedida al diario La Nación.

Fernández esperaría que ese “gesto público” sea imitado por esos funcionarios que manchan la lista de colaboradores (como prefiere llamarlos el flamante Jefe de Gabinete, Sergio Massa), de la Presidente Cristina de Kirchner.

Guillermo Moreno ya habría presentado su renuncia pero sus apariciones públicas indican que por ahora la dimisión no será aceptada o al menos se encuentra en evaluación.

Por el otro lado se encuentra el archirival de Fernández, Julio De Vido.  El ministro de Planificación Federal no solo no “le cae bien” al ex Jefe de Gabinete sino que ambos protagonizaron una encarnizada interna que determinó un ala dura del kirchnerismo (con De Vido a la cabeza) y otra blanda (con Fernández).

El ministro de Planificación ya habría puesto a disposición de la Presidente su renuncia, pero, como en el caso de Moreno, sus apariciones públicas demuestran que todavía no se marchará.

Detrás de De Vido se encolumnan Moreno y, el secretario de Transporte Ricardo Jaime, del que se espera que algún día también realice ese ‘gesto público’.

Alberto Fernández dimitió al cargo de Jefe de Gabinete tras más de 5 años de ser el ‘hombre fuerte’ del Gobierno Nacional, y dio un paso al costado que lo dejó fuera de la estructura que, según él mismo,  “había fundado”. Su renuncia pretende ser leída como un gesto para fomentar cambios en el rumbo de la política kirchnerista, pero sobre todo cambios de nombres que le den a la gestión K ‘oxigenación’, o como decían Los Super Ratones, “aire para respirar”.

Fuente: Urgente 24

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario