¿Qué provocan los Valientes en las mujeres?

¿Qué les pasa a las mujeres?¿Qué provocan los Valientes? Ni siquiera son grandes actores. La obra es una pequeña comedia que poco tiene que ver con la tira televisiva. Aún así. Todas gritan, lloran, se apretujan, esperan horas sólo para verlos pasar de lejos.

Los astros de Tv provocan un fenómeno muy particular. Hace tiempo no se veía tanto interés como el provocado por los protagonistas de la tira Valientes.

La posibilidad de tocarlos o simplemente verlos motoriza a miles de jóvenes en su mayoría a esperar horas y horas frente al teatro.

Es inexplicable si uno le busca cierta lógica el comportamiento de las mujeres cuando se agrupan detrás de un ídolo o varios como en este caso. Exageración? Masificación?

Sacarse una foto, obtener un saludo, o simplemente verlo. Esa es la cuestión. Ese es todo el motor que necesitan las personas para aguardar durante más de una hora en las proximidades de un teatro para luego disfrutar tan sólo unos instantes de su estrella.

Las vallas contienen los espacios en la puerta. Las personas se agolpan como en un recital contra las mencionadas barricadas. Una camioneta blanca espera a escasos metros del complejo. Los Valientes se hacen desear. El público se impacienta cada vez más. Finalmente, la puerta se abre y aparece Luciano Castro encapuchado caminando rápidamente hacia la camioneta que lo llevará al hotel. A pasos detrás de él, caminan de la misma manera Mariano Martínez y Gonzalo Heredia. Los tres con el mismo objetivo: meterse a la camioneta y salir. Los fans, contentos con esos pocos segundos.
El fenómeno se repite todos los días y no tiene descanso. Ni los fans, ni las estrellas, que no pueden detenerse porque quedarían sepultados por el asedio femenino. La mayoría son adolescentes que tienen tiempo que perder, pero tambièn se ve alguna que otra veterana esperando su turno de llenarse con la imagen rauda de sus Valientes.

Jonathan Raed (enviado especial en Mar del Plata)

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario