800 millones para el Campo, nos amigamos?

Ochocientos millones de pesos pueden parecer poca plata si se compara con las cifras que están dando vuelta en créditos para consumo, todo tipo de planes canje, préstamos hipotecarios y salvatajes para empresas; que forman parte de la receta contra la crisis y de la billetera electoral de Cristina Kirchner. Pero de cara a la inminente siembra del trigo, que corre peligro por una sequía que se prolonga, el Gobierno prepara un paquete de créditos de rápido desembolso que sirva como capital de trabajo.

Así lo entendió el equipo del secretario de Agricultura Carlos Cheppi y su segunda, Carla Campos Bilbao, que le arrimaron a la Presidenta un estudio para que destine de inmediato 800 millones de pesos a los productores de trigo.

Este cereal, cuya siembra arranca en junio y se cosecha en Navidad, es la caja del campo en el sudeste y sudoeste de la provincia de Buenos Aires y para muchos chacareros, el único cultivo que disponen. En esa amplia región que abarca Necochea. Tres Arroyos, Lobería, San Cayetano, entre otros partidos bonaerenses, la cosecha gruesa, cuya estrella es la soja, siempre es una lotería ya que llueve poco en el verano.

Clarín supo de fuentes vinculadas a la propuesta, que la iniciativa será lanzada en breve y que consiste en créditos de condiciones laxas que se devuelven a los seis meses, en el momento de la cosecha.

Del lado del INTA aseguran que los productores están dispuestos a arriesgar. Pero Jorge Srodek, de Carbap y candidato a diputado por la fórmula De Narváez, insiste que no alcanza.

En los grupos CREA calculan que el costo de implantación de una hectárea de trigo orilla entre 400 y 450 pesos según la cantidad de fertilizante que se utilice. Si para esta campaña se destinan 4 millones de hectáreas, se requieren como mínimo en total unos 1.600 millones de pesos.

Por cierto, los préstamos por 150 millones de pesos que ofreció el Banco Provincia de Buenos Aires ya volaron.

El último sábado, en una reunión con unos 300 productores trigueros en la localidad de González Chavez, el ministro de Agricultura provincial Emilio Monzó tomó nota de lo que significa el cereal para la economía provincial.

Buenos Aires aporta el 70% del trigo de la Argentina con lo que ese cultivo es para la provincia lo que significa la uva para Mendoza, la lana para la Patagonia o el algodón para el Chaco.

En Necochea, considerada una de las mejores zonas del mundo para producción de trigo y donde hace 80 años que no se perdía una cosecha, en 2007 se arruinó una por culpa de las heladas y en la última campaña los rindes fueron raquíticos a causa de la sequía.

A eso se añade la incertidumbre con las cotizaciones. El último acuerdo del Gobierno con los exportadores tiende a dar una señal. El compromiso implica pagar por el cereal el precio pleno.

Sin embargo, en los productores prevalece la desconfianza. Después de todo, en las últimas dos campañas transfirieron a la cadena comercial unos US$ 3.000 millones.

Así las cosas, sólo se contabilizaron 8,2 millones de toneladas del cereal en la cosecha pasada. En esta campaña los pronósticos más alentadores hablan de un volumen similar. De cumplirse, ese resultado puede calar hondo en el campo porque impacta sobre el conjunto de las producciones.

Fuente:clarín.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario