Apareció muerto el jóven secuestrado

El cadáver quemado y con un balazo en la cabeza de Rodolfo Ramón González, de 18 años, quien había sido secuestrado el domingo a la noche en el barrio porteño de Saavedra, fue hallado en un basural cerca del río de la Plata, a la altura de la localidad de Bernal, partido de Quilmes.

Fuentes de la Policía Bonaerense y la Federal, que por el momento investigan juntas el hecho, informaron que González fue secuestrado alrededor de las 19:30 del domingo en la calle Holmberg al 1200, cuando se dirigía a bordo de un Volkswagen Gol color blanco a jugar un partido de fútbol.

Los voceros indicaron que minutos después de haber privado de su libertad al joven, los captores realizaron un primer llamado desde el celular de la víctima en el que pidieron un rescate de 50
mil dólares, que la familia confesó ser “imposible” de pagar.

Dos horas más tarde, a las 21:30, una nueva comunicación de los delincuentes, presuntamente desde la localidad bonaerense de Moreno, bajó sus pretensiones a seis mil dólares.

Si bien habría habido intentos de pago por parte de la familia, los secuestradores no volvieron a ponerse en contacto con la familia, que radicó la denuncia correspondiente en comisaría 49ª de Saavedra.

Esta mañana, en el cruce de la calle Espora y la autopista Buenos Aires-La Plata, vecinos del lugar hallaron un cadáver y de inmediato alertaron a la policía local.

El cuerpo fue llevado a la morgue judicial de Ezpeleta, donde los investigadores de la División Antisecuestros de la Policía Federal constató que se trataba de Rodolfo.

Según los primeros informes, la víctima presentaba un balazo en la cabeza y tenía parte del cuerpo quemado con nafta. Cerca de los restos había un envase de gaseosa con combustible. Además estaba semi desnudo, con un jean y el torso al descubierto y una arito en una de sus orejas.

Los informes preliminares de los peritos médicos establecieron que a González lo balearon con un arma calibre 45 en la cabeza y luego intentaron prenderlo fuego. Todo ocurrió en el mismo
descampado donde se halló el cuerpo, situado en el sector que da al Río de la Plata.

El secuestro había quedado en manos del fiscal federal Oscar Amirante, aunque quienes actuaron en el lugar fueron los efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) y la comisaría octava de Quilmes.

Fuente: critica digital

Hasta cuando? Pregunta obvia. Dolorósamente no queda otra que preguntarse. Respuestas no hay. Nunca las hay. Otra vida que se pierde. Violencia y muerte. La indignación nos gana la pelea. Nadie hace nada. Sólo contamos los muertos una y otra vez rezando para que esto pare. Pero no va a parar.

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario