Boudou era casado! ¿Por qué miente?

“Yo estaba en Italia y me manda un mensaje mi sobrino y me cuenta que él estaba en CQC con fotos del pasado… y me dice que él nunca reconoció que se había casado alguna vez. Yo tampoco digo ‘estuve casada’, no digo ‘soy divorciada’… Pero si me preguntás si me casé no niego un matrimonio porque es parte de mi vida. Eso sinceramente, es lo que más me llevó a esto. No pasa por si es ministro, por el dinero, por nada… Pasa por una sensación de dejarte mal parada en la vida. El resto, por favor, háblenlo con mi abogado”.

Así respondió telefónicamente y después de una semana de llamados diarios, Daniela Andriuolo, la ex mujer de Amado Boudou, en diálogo con el matutino ‘Perfil’.

Se trata nada menos que de la única esposa legal que tuvo el ministro de Economía. Daniela Andriuolo se casó con el ministro de Economía el 30 de abril de 1993 y se separó en 1998.

Presentado a fines de agosto de 2010, en el Juzgado Civil y Comercial Nº de 11 de Mar del Plata, está radicado el expediente 5261 caratulado “Andriuolo Daniela y Boudou Amado S/divorcio”.

Con el mismo se pretende reiniciar judicialmente un “incidente de rendición de cuentas”, esto es, rever la división de bienes gananciales que, según considera la demandada, merece una revisión: “A simple vista surge que un plazo tan largo para efectivizar el reclamo de rendición de cuentas, tiene que surgir de un inconveniente u obstáculo importante que efectivamente hiciera inocuo o inoportuno reclamar lo que por derecho me correspondía. Eso no fue óbice para que en múltiples oportunidades yo le pidiera a Boudou que pusiera las cuentas en claro y que me manifestara el estado de los bienes, a lo que éste se negó, primero diciéndome que con la plata que me había dado estaba todo resuelto, para posteriormente y –ante lo desproporcionado e inconsistente y absurdo de ese planteo– no repartición de bienes conjuntos, sugerirme que cuando mejorara su fortuna tendría la satisfacción que me merecía”, expresó Daniela en su presetación ante la Justicia.

En el expediente se detalla que en ocasión de un viaje de Boudou –como titular de la Anses– a Mar del Plata, Andriuolo intentó contactarse para buscar una solución “atento a que se había producido la mejoría de su fortuna”, según declaró en el escrito presentado en el juzgado marplatense.

Si bien en los papeles se detalla la existencia de mobiliario, electrodomésticos, vajillas y regalos recibidos en la fiesta de casamiento, es un inmuble el eje central del reclamo. Amado y su ex mujer habitaron durante cuatro años un semipiso de cuatro ambientes de algo más de 200 metros cuadrados, ubicado en la esquina de Lavalle y Colón, en Mar del Plata. Según una tasación realizada por la inmobiliaria Rivian – adjunta en el escrito y realizo por la querellante– el valor es de U$S400.000. Esta propiedad, según explicó el abogado de Daniela, había sido comprada por el funcionario durante el matrimonio. Como la misma no figura en la declaración jurada de bienes realizada ante la Oficina Anticorrupción de la Nación, el abogado de Andriuolo señala que eso habilita a su cliente a pedir la rendición de cuentas correspondiente: “Ella quiere saber qué pasó con su bien y dónde está el mismo; y si se deshizo, saber qué destino tuvo con lo que se obtuvo” con la venta.

Daniela Andriuolo tiene dos hermanas y fue criada en el seno de un familia bien “a la italiana”, con un padre celoso de sus tres hijas. Desde siempre se dedicó a la todo lo relacionado con el ‘fitness’. Estudió profesorado de Educación Física, dio clases en gimnasios, compitió en certamenes deportivos y se hizo de un nombre en su Mar del Plata. Desde hace un año vive entre Italia y su ciudad natal. Alentada por un amigo que vive en Roma y para cambiar de escenario después de dos hechos familiares dolorosos, viajó a Europa y encontró en la enseñanza del ‘aerotango’ una variante inesperada a su actividad.

Amado Boudou lo conoció en 1993, una noche que ella y sus alumnos realizaban una coreografía para promocionar su gimnasio en el famoso boliche Sobremonte. Terminado el show, una alumna que a su vez salía con Sebastián Boudou –el hermano músico del ministro–, le dijo que su cuñado era quien pasaba música en el lugar y que estaba enamorado y se quería casar con ella. Esto sucedió un viernes; el lunes siguiente Amado se presentó en el gimnasio Dalfa para tomar clases con Daniela. Tres meses después, se casaron en la Iglesia de Pompeya porque, aseguran un par de amigos, era la que más gente podía albergar. Con los amigos y conocidos de ambos, tuvieron asistencia completa en la ceremonia religiosa. Igual situación los llevó a realizar la fiesta de casamiento en la por entonces discoteca más grande de Mar del Plata, Bulldog, ubicada al lado del famoso Tío Curzio y propiedad del mismo dueño. Después de la cena, se sumó el resto de los invitados: en total casi quinientos. El lugar elegido para la luna de miel fue acorde a los tiempos del apogeo de la convertibilidad: a Miami sin escalas.

La separación fue sin escándalo y el 17 de marzo de 1998, una sentencia dio por terminado el vínculo.

Hoy, Daniela busca recuperar algo que ella cree que se le debe y que la Justicia deberá determinar si le corresponde.

Fuente:urgente24.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario