Bulimia y anorexia: cada vez más varones piden ayuda

Las consultas por patologías alimenticias entre los adolescentes varones se incrementaron 350 por ciento en la última década, desterrando el mito que la bulimia y anorexia -entre otros trastornos dietarios- son solo problemas que afectan a las mujeres.
Así lo manifiestan los datos relevados por la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (ALUBA) en algo más de 100 mil casos de consultas, siendo las “únicas cifras existentes en el país”, según señaló la organización.
También se destacó que en el año 2000 se registró un nivel de patologías del 2,5 por ciento en el total de adolescentes varones encuestados; en tanto, en el último informe el índice trepa al 9 por ciento.

“Siempre existieron”
El psicólogo coordinador de ALUBA, Marcelo Bregua, señaló que “la patología en sí no aumentó”, dado que estos trastornos siempre existieron, pero se desconocían o no se tenía la suficiente conciencia al respecto. En cambio indicó que lo que “sí hoy se registra es un aumento de consultas” por parte de familiares y de los mismos afectados/as.
En ese sentido indicó que los datos brindados por la organización corresponden a un relevamiento realizado en más de 100 mil casos de consultas por distintas vías, en las sedes de ALUBA, en el 0800-222-5822, en la página web, y en las charlas que se dan en los establecimientos educativos.
En este marco, Bregua destacó que los trastornos alimenticios en los adolescentes varones “siempre existieron”, la diferencia reside en que “ahora se animan a contarlo”.

Creencias machistas
“Estaba la creencia popular que la bulimia y anorexia era solo un problema de mujeres. Los varones sentían vergüenza de contar lo que les pasaba, pensaban que le iban a decir que eran homosexuales (como si se pusiera en juego la elección sexual de cada uno)”, explicó el profesional.
Asimismo comentó: “Hace años que trabajo en este tema. Antes casi no había consultas de varones, y cuando se comenzó a hablar sobre los trastornos en los muchachos, las hubo a rabiar”.
En este marco agregó que uno de los problemas que surgían era que “muchos adolescentes no querían tratarse porque se sentían disminuidos al integrar un grupo donde la gran mayoría eran mujeres”. Sin embargo, este otro prejuicio machista se dejó lado y contó que en los grupos, “de 20 integrantes, 5 son hombres”.

Menor de edad
Por otra parte, Bregua señaló que el comienzo de los trastornos alimenticios en hombres y mujeres “siempre se da en la infancia, pero se los detecta en la adolescencia y adultez”. Al respecto ejemplificó que en ALUBA “tienen en tratamiento a chicos/as de 4 o 5 años”.
Acerca de por qué el inicio de estos trastornos, el psicólogo explicó que “nuestra sociedad es bastante exitista y el que no llega está mal visto. Hay una exaltación del cuerpo, de la juventud, la belleza, se tiene que se el mejor hijo/a, el mejor esposo/a, el mejor padre/madre, hay una autoexigencia muy fuerte y no se sabe superar un fracaso”.
Por último señaló que para evitar el comienzo de estos trastornos “es fundamental la comunicación en la familia, poner límites con amor, compartir momentos -aunque sean pocos minutos-. Yo entiendo que mamá y/o papá tienen hasta dos empleos y pasan muchas tiempo viajando de la casa al trabajo, pero esos 10 o 15 minutos que se tienen, hay que dedicárselo a los chicos/as, así logramos tener después una contención en casa”.
Fuente: Natalia Muñiz /Diario popular

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario