Búsqueda del Titanic fue una misión secreta para hallar restos de dos submarinos nucleares

La Armada de EE.UU. financió la operación en la que Bob Ballard encontró en 1985 el hundido trasatlántico. Pero antes tuvo que ubicar dos navíos estadounidenses de la Guerra Fría que naufragaron en la década del 60.
LEWIS SMITH
The Times

El hombre que localizó los restos del Titanic reveló que el descubrimiento fue una operación encubierta para camuflar la verdadera misión: encontrar los restos de dos submarinos nucleares de la Guerra Fría.

Cuando el oceanógrafo Bob Ballard encabezó en 1985 el equipo que identificó con precisión el naufragio del trasatlántico él ya había concluido su labor principal, que era descubrir qué había pasado con el USS Thresher y el USS Scorpion.

Ambas naves de la Armada de Estados Unidos naufragaron durante la década de 1960. En conjunto murieron más de 200 hombres y al menos uno de los sumergibles, el Scorpion, ha suscitado temores de haber sido hundido por la Unión Soviética (ver recuadro).

Ballard reconoció que localizó e inspeccionó los restos para la Armada de Estados Unidos en misiones ultrasecretas antes de que se le permitiera la búsqueda del Titanic.

Sólo una vez que hubiera utilizado su nuevo robot submarino para hacer un mapa de los sitios donde se ubicaban los restos de los submarinos, él podía utilizar el aparato para cruzar el lecho marino del Atlántico Norte con el fin de localizar con precisión el lugar donde yacía el trasatlántico.

“No se lo podía contar a nadie”, manifestó. “Estaba muy presionado. Era una misión secreta. Sentí que era un cambio justo con tal de tener la oportunidad de hallar el Titanic”.

“Entregué los datos (de los submarinos) a los expertos. Nunca nos dijeron cuáles fueron sus conclusiones; nuestra labor consistía en reunir los datos. Sólo puedo hablar de esto ahora porque ha sido desclasificado”, afirmó.

Ballard contó que lo que había visto durante la inspección de los restos le dio la idea de encontrar una huella de escombros que conduciría a las secciones principales del Titanic. El Thresher había tenido una explosión interna bajo la superficie y se había diseminado en miles de pedazos, y el Scorpion estaba casi totalmente destruido. “Era como si lo hubieran pasado por una máquina trituradora. Había una extensa huella de escombros”, relató Ballard.

El oceanógrafo creó una nave submarina robótica a principios de la década de 1980 y acudió a la Armada estadounidense en 1982 con el fin de conseguir fondos para buscar el Titanic, el que naufragó en 1912 después de chocar con un iceberg.

La respuesta que obtuvo fue que las fuerzas armadas no estaban dispuestas a gastar una fortuna en localizar el barco, pero que querían saber qué había sucedido con sus submarinos. Las autoridades navales deseaban averiguar cómo se habían visto afectados los reactores nucleares después de estar sumergidos por tanto tiempo.

Durante la década de 1980 la flota de submarinos nucleares se redujo después del acuerdo SALT II (conversaciones sobre limitación de armas estratégicas) y una opción era hundir los reactores no deseados en el mar. El Dr. Ballard explicó que las muestras que se tomaron de las secciones del reactor de ambos submarinos mostraron que había poco riesgo para el medio ambiente proveniente de la radiactividad.

El científico recibió fondos para realizar dos expediciones, una para encontrar los restos del Thresher en 1984, frente a la costa este de Estados Unidos, y la otra para ubicar al Scorpion en el Atlántico oriental.

Dos grandes pérdidas

USS THRESHER

Tras ser sometido a reparaciones en un astillero, este submarino se hundió con toda su tripulación de 129 hombres en abril de 1963 mientras hacía pruebas de navegabilidad.

Una tubería de alta presión que abastecía el reactor nuclear con agua refrigerante estalló cuando el submarino estaba a 300 metros de profundidad, con lo que perdió energía. Se hundió tan profundamente que el casco de presión explotó internamente.

USS SCORPION

Desapareció con 99 hombres en 1968. Mientras EE.UU. teme que este submarino haya sido hundido por las fuerzas soviéticas, la inspección visual del sitio que hizo el oceanógrafo Ballard mostró que la causa más probable de su destrucción fue un torpedo fallado que se había disparado. La mayor hazaña del Scorpion fue entrar en aguas territoriales rusas en 1966 para filmar un lanzamiento soviético de un misil, antes de ser forzado a huir de las naves soviéticas.

DOCUMENTAL

El 8 de junio el canal National Geographic exhibirá “Titanic: The Final Secret”, filmación basada en las revelaciones de Ballard.

——————–
“No se lo podía contar a nadie. Estaba muy presionado. Era una misión secreta. Sentí que era un cambio justo con tal de tener la oportunidad de hallar el Titanic”.

BOB BALLARD

Fuente: En Linea Directa.info

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario