Callejeros:¿Marketing negro; provocación o insulto?

El debate oral y público continúa su marcha. Sentados en el banquillo, todos los integrantes de Callejeros escuchan, uno a uno, los testimonios del día trágico. Con esos fragmentos de subjetividad, la Justicia intenta reconstruir, en detalle, que sucedió dentro del local nocturno de Once, República Cromañón, aquel 30 de diciembre de 2004, con el fin de dilucidar quién o quiénes fueron los responsables de la muerte de 194 jóvenes.

Desde el inicio, la banda fue objeto de controversias, pues un sector los señala como parte esencial de la organización que cometió serias irregularidades que terminaron con la fatídica noche. Pero, por otro lado, existe un grupo –compuesto mayormente por fanáticos de la banda- que aboga por la inocencia de Callejeros.

Luego de la tragedia, la Justicia prohibió a la banda “tocar” y, de hecho, padecieron una especie de restricción social. Sin embargo, en septiembre de 2006, Callejeros volvió a subir a un escenario en Córdoba. “Cuando comenzaron a tocar, se levantó una fuerte brisa. Sentí como si los chicos que habían muerto, por fin, estaban descansando en paz: fue como darle un final al recital de Once”, manifestó uno de los sobrevivientes a 24CON sobre el suceso que enfrentó posiciones y desató pasiones en los dos bandos.
Una cadena de e-mails llegó a Infobae.com la cual llevaba como objeto de la misiva, el repudio a la promoción del próximo recital que realizará Callejeros el 9 de mayo en el estadio Gimnasia y Esgrima.

En la página oficial de la banda, aparece la promoción del concierto con una presentación que tiene como centro un supuesto sello que dice: Juzgado de los invisibles – CJS , por las siglas del grupo.

Luego, al ingresar a la página oficial en donde aparecen todos los lugares en donde se pueden conseguir las entradas, hay un simil documento en el cual se dan los datos precisos del recital, los nombres de los integrantes de la banda y termina con:

“No siendo para más, se dará por finalizado el acto firmando los comparecientes para constancia por ante de mi, de lo que Doy Fé”.

Lejos de serles ameno, un grupo de padres que participa del juicio que se le realiza a los miembros de Callejeros, entre otros acusados, por la muerte de 194 personas, repudiaron a la promoción en formato “contractual” y anunciaron que el próximo lunes será dado a la fiscalía como “un objeto más de rechazo”.

Este grupo de padres también fue el que denunció irregularidades en la contratación del grupo en el último recital dado por la banda en Córdoba, en donde señalaron que la banda liderada por Patricio Fontanet presentaba cifras irrisorias para no presentar el total ante la Justicia por medio de la cual tienen un embargo automático.

Como en los últimos recitales, no será parte del recital el guitarrista Maximiliano Djerfy quien se encuentra alejado del grupo desde que comenzó el juicio por la tragedia y en el cual prestó varias veces declaración.

La actuación de los músicos en Córdoba fue vista como una provocación entre los padres de las víctimas que exigen que sean castigados. De la misma manera, esta semana comenzaron a circular afiches que anuncian la próxima fecha que la banda se presentará en Santa Fe, emulando un expediente judicial, que también puede verse en el sitio web de Callejeros (www.callejeros.com.ar). ¿Provocación, marketing o estrategia judicial?


Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario