Caso Pomar:”El hombre de la remera verde”¿Dondé está?

¿Usted reconoce a esta persona? ¿Sabe quién es? ¿Dónde está?

Se lo nota nervioso y algo desorientado. Es como si no entendiera por qué el comisario mayor Roberto Gabín, hasta el pasado jueves al frente de la Departamental de Pergamino, lo toma del hombro, vigilando cuidadosamente que no haya testigos de la particular escena. Segundos más tarde, y escoltado por un policía uniformado, es llevado hasta un móvil policial. Después, ese misterioso hombre desaparece sin dejar rastros.

¿Se trata del famoso chacarero que habría hallado el auto y los cuerpos sin vida de la familia Pomar? ¿O es un simple curioso que ingresó por la fuerza en la escena y debió ser expulsado? Perfil intentó comunicarse con Gabín en varias oportunidades para que brinde su versión del confuso episodio, pero el funcionario se negó a responder.

En cambio, un jefe policial que presta servicio en la Distrital de Salto dijo que se trata de un simple intruso que intentó ingresar en la escena del accidente, aunque otras fuentes consultadas pusieron en duda esta versión.

El video que registra la secuencia está en manos de Asuntos Internos, que intenta establecer quién llegó primero a la escena: Juan Carlos Ruiz –ex jefe de la Distrital de Salto–, el hombre de la remera verde o un tercer testigo de identidad reservada, que aseguró a la señal de cable TN que él llegó al lugar junto con Ruíz y que para entonces ya había gente en el lugar.

Lo cierto es que la versión oficial mantiene desde el mismo martes en el que el Duna Weekend rojo y los cuatro integrantes de la familia Pomar fueron hallados, que el héroe de toda esta historia tiene un solo nombre: el comisario inspector Juan Carlos Ruiz, quien contradictoriamente fue luego separado de su cargo por decisión de Asuntos Internos mientras se investiga el desempeño policial durante los 24 días de infructuosa búsqueda.

Ruiz insiste en que fue él quien durante un rastrillaje se topó con los cuerpos. Asegura que, acompañado por el jefe de calle, decidió durante el feriado del 8 de diciembre rastrillar la ruta 31 (que supuestamente ya había sido rastrillada tres veces por aire y otras tres por tierra) y que cerca de las 16 se topó con la tremenda escena.

Siga leyendo en la edición impresa del diario Perfil.

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario