Como los Pomar hay otros 308 desaparecidos en Argentina¿Dónde están?

“Que una familia esté desaparecida hace tantos días para una sociedad es algo tremendo. Que sigamos normalmente con nuestras vidas es algo que me asombra y me preocupa”, se lamentó el titular de Red Solidaria, Juan Carr, en diálogo con lanacion.com.

Carr indicó que en los quince años que lleva su organización, nunca se había llegado a esa cifra de personas perdidas. “Además, la cantidad de jóvenes extraviados nunca había sido tan alta, y esto es algo muy grave”, agregó.

Según explicó, los casos de niños desaparecidos son los que contabiliza Missing Children, en tanto que la situación de los adultos suele darse porque muchos ancianos se pierden por alguna enfermedad o fallas en la memoria.

Los casos difundidos son aquellos en los que las ONG comenzaron a intervenir al recibir el llamado de algún familiar o juzgado que les pidió colaboración en la búsqueda, por lo que no se descarta que esa cifra sea muy superior.

“Cuanta más gente se entera, más posibilidad hay de que la persona aparezca, así como cuantas más personas aplauden en la playa, más probable es que el chiquito encuentre a sus papás”, graficó Carr. Según indicó lo fundamental es que la familia se mantenga cerca de la Justicia, hacer una buena difusión del caso y comprometer a la comunidad a movilizarse.

En el extravío de la familia Pomar, fue un íntimo amigo del matrimonio el que se comunicó con Red Solidaria el martes. “En este caso hay muy pocas precisiones. Muchas veces, se intenta bajar el tono de la situación y no generar pánico, pero esto resulta contraproducente para la búsqueda. Lo que hay que hacer es comunicar la situación”, dijo Carr.

Antecedente. La desaparición de una familia completa es un episodio muy poco usual. El extravío de los Pomar recuerda el caso de la familia Gil, que fue vista por última en Crucecita Séptima, departamento de Nogoyá, cuando asistía a un velatorio. Desde entonces comenzó la búsqueda, que lleva más de siete años sin resolverse

El rastreo de Rubén Mencho Gil, su esposa Norma Margarita Gallego y sus cuatro hijos María Ofelia, Osvaldo José, Sofía Margarita y Carlos Daniel, fue conducida por el juez Jorge Sebastián Gallino. El magistrado ordenó sucesivos peritajes y rastrillajes en esa zona de campos de la provincia entrerriana, pero las pistas no fueron suficientes para desentrañar el caso. En el momento de la desaparición, el jefe de la familia tenía 56 años, su esposa 26 y los niños 12, 9, 6 y 3 años.

Cómo ayudar. Ingresá a los listados de los niños y adultos que están siendo buscados por sus familias. Si sabés algo sobre el paradero de alguna de estas personas, podés comunicarte con Missing Children (4797-9006, info@missingchildren.org.ar), o con Red Solidaria (4796-3923 , redsolidaria@fibertel.com.ar ).
Fuente:lanacion.com.ar
Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario