Como si no hubiera muerto

El otro día en el acto murió un pibe. El nombre? No se, era nadie. Un pobre pibe de 21 años que subió a un micro para ir al acto que convocó el presidente del partido para defender a la presidenta de la nación. Que convocó el gobernador de su provincia, aunque ahora la esposa del gobernador diga que ellos nada tienen que ver con el muerto.

Que convocaron los funcionarios del gobierno porque estaba en peligro la “democracia”. Claro que hoy, muerto el muerto nadie se hace cargo. Sólo su familia que lo llorará toda la vida, y algun amigo que lo recordará.

Para los demás murió un nadie.

Acaso Ud. escuchó a la presidenta referirse al muerto unas pocas horas después en la plaza? Escuchó un debate sobre si debía o no hacerse el acto dado que había muerto una persona? Nooooo.Total, quién murió? Un pobre, un nadie.

Qué siga la fiesta, que suenen las fanfarrias. Qué hable la presidenta, que acá no ha pasado nada.

Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.

Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:

Que no son, aunque sean.

Que no hablan idiomas, sino dialectos.

Que no profesan religiones, sino supersticiones.

Que no hacen arte, sino artesanía.

Que no practican cultura, sino folklore.

Que no son seres humanos, sino recursos humanos.

Que no tienen cara, sino brazos.

Que no tienen nombre, sino número.

Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.

Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

Eduardo Galeano.

A veces me da bronca ser argentina.

Susana Peralta

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario