Conocé el nuevo Congreso luego de la estrepitósa derrota K

Con este resultado, y con un buen desempeño del Acuerdo Cívico y Social, el matrimonio presidencial perdió la mayoría que tenía en el Senado, con miembros propios en Diputados y con aliados. Dicho de otro modo, a partir del 10 de diciembre, el kirchnerismo no contará con quorum en ninguna de las dos cámaras y deberá, necesariamente, acordar con las otras minorías en los últimos dos años de gestión de la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

Y la derrota más significativa resultó ser la de la provincia de Buenos Aires, donde De Narváez se imponía, esta medianoche y con el 48.35 por ciento de las mesas escrutadas, por 34,78 por ciento contra el 32.08 de Kirchner.

¿Cómo quedará el Congreso con estos porcentajes? En la Cámara de Diputados, el kirchnerismo puso en juego 60 de las 116 bancas que posee y habría retenido poco más de 40, mientras el Acuerdo Cívico y Social habría incrementado su bancada en unos 20 miembros. Unión Pro, en tanto, obtuvo más de diez legisladores.

De esta forma, el kirchnerismo quedará muy lejos del quorum de 129 legisladores, aun contando a eventuales aliados. El Acuerdo Cívico y Social será la segunda minoría, y Unión PRO la tercera. En el Senado, en tanto, el oficialismo ponía en juego 12 de las 40 bancas que tenía y conseguiría ocho. De tal manera, pasaría a tener a partir del 10 de diciembre 36, una menos de las necesarias para tener quorum propio.

El bloque kirchnerista quedaría conformado por unos 96 legisladores propios, con lo cual tendrá que consensuar iniciativas con aliados, para votar las leyes que requiere el oficialismo, el Acuerdo Cívico (sumando al juecismo cordobés) contaría con unos 80 diputados; y la tercera fuerza será Unión Pro que tendrá con un número cercano a los 45 integrantes.

En la provincia de Buenos Aires, el FPV puso en juego 20 bancas, y obtenía si se mantenían estos computos 13 o 14 lugares, con lo cual estaría resignando unos seis o siete lugares. En tanto, en la Capital federal, el Encuentro Popular para la Victoria le aportó al kirchnerismo una de las dos bancas que ponía en juego. Mientras que, en Córdoba y Santa Fe perdió dos bancas y Entre Ríos una. La misma situación se planteó en Tucumán, Formosa, La Rioja, Santa Cruz, Corrientes y Neuquén.

En Chaco, el oficialismo recuperó una banca, y en Catamarca y en Rio Negro se dio la particularidad que el kirchnerismo cambio bancas de aliados incondicionales por legisladores propios, en ambos casos con un escaño por distrito.  Así, pese a perder un total de entre 17 y 19 bancas en la sumatoria nacional, el Frente para la Victoria, se mantiene como la primera fuerza de la Cámara, llegando casi a los 100 escaños.
Actualmente son 22 los diputados afines al Frente para la Victoria, y desde el 10 de diciembre serán entre 16 y 17, por las bancas perdidas en la Ciudad de Buenos Aires (2), Córdoba, Buenos Aires y Misiones.

Entre los aliados kirchneristas las mejores elecciones se registraron en las provincias de Santiago del Estero, donde el Frente que encabeza el gobernador Gerardo Zamora ganó una banca; y Neuquén, donde el MPN mantuvo las dos bancas que puso en juego.

El Acuerdo Cívico basó su recuperación con los buenos resultados obtenidos en la provincia de Buenos Aires (ganó cuatro bancas), la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Corrientes (ganó dos), Santa Cruz, Catamarca, La Rioja y Formosa (ganó una, en cada una).
La buena elección del sector de Pino Solanas en la Ciudad de Buenos Aires, y de Martín Sabatella, en la provincia de Buenos Aires, le dan a un sector de centroizquierda que acompañó al gobierno en algunas iniciativas, un lugar privilegiado a la hora de definir el resultado de las votaciones legislativas que vendrán.

En tanto Unión Pro apuntaló su aumento de bancas por los resultados obtenidos en la provincia de Buenos Aires (sumó unas 7), en Santa Fe (sumó 3) y en Ciudad de Buenos Aires, Misiones, Tucumán y Salta, donde avanzó en una por cada distrito.

En esta elección fueron electos el ex presidente Néstor Kirchner, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, el jefe de Gabinete, Sergio Massa; así como Francisco De Narváez de UNION-PRO; Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín del Acuerdo Cívico y Social.

También accederá por primera vez a una banca el ex intendente de Morón, Martín Sabbatella; en tanto que el ex presidente de la Nación, Ramón Puerta, volverá al Parlamento por una agrupación peronista.

Por la Capital Federal desembarcarán por primera vez en el Congreso, la ex vicejefa de gobierno porteño, Gabriela Michetti, el ex director del Banco Central, Alfonso Prat Gay y el dirigente cooperativista y ex vicepresidente de Boca Juniors, Carlos Heller.

Entre las figuras conocidas estarán las actrices Nacha Guevara y Claudia Rucci, quien además es la hija del ex jefe de la CGT, José Ignacio Rucci.

Por otro lado, volverán a ocupar una banca en la Cámara de diputados, Fernando `Pino` Solanas de Proyecto Sur, que en 1993 representó al Frente Grande y, posiblemente, Elisa Carrió, del Acuerdo Civico y Social.

Fuente:conurbano24

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario