Corpiños: no todo es la ley de gravedad

 Un buen corpiño, de la talla correcta, podría evitar miles de dolorosas operaciones de reducción de busto, afirman expertos. Hoy los hospitales británicos están realizando “chequeos de sostén” junto a fabricantes de lencería, para poder prevenir malestares físicos ocasionados por una mala elección a la hora de comprar ropa interior.Según médicos del Hospital Royal Free en Londres, muchas mujeres se someten cada año a la costosa operación de reducción de busto, cuando en realidad las molestias ocasionadas por los senos grandes pueden fácilmente prevenirse con el uso de un buen corpiño. El problema es que la mayoría de las mujeres no usa la talla correcta de la copa ni de la espalda de la prenda. Esto conduce a dolor de cuello, espalda y hombros y a veces el dolor es tan severo que las mujeres piden una reducción de senos.

El problema es tan grave que el hospital está ofreciendo “chequeos de sostén”. Y hasta ahora, afirman los médicos, ninguna de las 250 mujeres que se han sometido a la revisión llevaba la talla correcta de sujetador.

A no desesperar mujeres argentinas que ya algún alma de buena voluntad se apiadará de nosotras y ofrecerá este servicio de ir chequeando los corpiños.

Incluso dicen que algunos lo harían gratuitamente.

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario