Creen que la productora de TV nunca fue raptada

La productora de TV que hace una semana denunció que fue secuestrada y drogada por un taxista en su departamento de Palermo fue grabada por cámaras de seguridad ingresando sola en un hostel de ese barrio, por lo que lo investigadores analizan imputarla por falsa denuncia.

Efectivos de la comisaría 31 descubrieron que la denunciante, Virginia Podestá, quedó filmada ingresando por su propia voluntad y sola al hostel “Solar Soler”, ubicado en la calle Soler al 5676, por lo que creen que mintió y en ningún momento fue raptada por un taxista.

“Nos llegó el dato de que la chica había estado en un hostel del barrio de Palermo, muy cerca de su casa, y la brigada de la comisaría 31 encontró en el de la calle Soler el video en el que quedó grabada ingresando por su propia voluntad”, dijo a Télam un jefe policial.

El caso es investigado por la fiscal de instrucción porteña Marcela Sánchez quien ordenó secuestrar ese video y analiza por estas horas tomar contacto con los padres de la joven y la posibilidad de imputar a la chica por falsa denuncia.

Es que la propia Podestá, la semana pasada le ratificó a la fiscal Sánchez, que le fue a tomar declaración personalmente a la clínica La Trinidad de Palermo, donde estaba internada por una sobredosis de paracetamol que le afectó el hígado, que había sido raptada, amenazada y drogada por un taxista.

La versión de la chica indicaba que el sábado 23 de mayo pasado ella se había tomado un taxi en la puerta del hotel Savoy de Callao al 100 -donde estaba junto a un grupo con el que iba a viajar por su trabajo en la productora de televisión de Cris Morena-, rumbo a su casa en Palermo.

Según el relato de la joven, la chica llegó a su edificio ubicado en Gorriti y Bonpland, le dijo al taxista que las esperara y subió a su departamento.

Siempre según los dichos de la joven, cuando abrió la puerta de su departamento para irse y tomar el ascensor, se encontró con el chofer del taxi que la obligó a entrar a la casa.

Podestá dijo que el taxista se puso violento con una silla, fue hasta el botiquín del baño, trajo un frasco de un analgésico a base de paracetamol y la obligó a tomarse esas pastillas bajo la amenaza de que si no lo hacía iba a matar a su gato.

La chica relató que empezó a sentirse descompuesta ni bien ingirió las pastillas y que el taxista la llevó en el auto desde su casa hasta una zona de casas bajas que creía que era el conurbano bonaerense, donde perdió el conocimiento y no recuerda más nada hasta que el domingo a la tarde fue dejada abandonada en algún lugar cercano a su casa, completamente drogada.

La policía nunca creyó la versión de la presunta víctima, porque el portero del edificio dijo que aquel sábado la vio sola y además porque la productora de TV llevaba encima 9.000 dólares para el viaje, su equipaje y una laptop, y no le robaron nada.

La chica sólo denunció que le faltaba la ropa interior, lo que motivó que se sospechara que fue víctima de algún abuso sexual, aunque los forenses determinaron que no había lesiones compatibles con una violación, aunque sí algunas irritaciones que podrían hacer presumir que la chica tuvo relaciones sexuales.

Para los investigadores, todo hace indicar que Podestá mintió para no tener complicaciones en su trabajo o con su familia por las 36 horas que estuvo desaparecida.

Fuente:telam

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario