Cromañon-Grassi,dos ejemplos

Hoy como paradógicamente comienzan dos juicios que nos definen como sociedad. Que definen también qué defendemos y cómo lo hacemos. La única palabra que se me ocurre para describir esta postal es vergüenza. Por qué la uso?

Porque me da vergüenza ver que dos imputados (es una forma de decir dos) acusados de tamaños delitos lleguen a estos juicios LIBRES.

Porque me da vergüenza ver a los padres de los pibes muertos en Cromañón parapetados en las puertas de tribunales sin poder ingresar porque “no están en la lista”.

Porque me da vergüenza escuchar que Grassi pidió la nulidad del proceso cuando dijo que quería justicia.

Porque me da verüenza que hayan negado la entrada al tribunal a la veedora oficial designada para asegurar a los menores el resguardo de sus derechos.

Porque Chabán sabía, Callejeros sabía, los inspectores sabían, el gobierno de la Ciudad sabía que Cromañón no estaba autorizado para realizar recitales y lo permitían.

Porque la Iglesía costea 25 abogados durante 6 años para defender a Grassi (que supuestamente es inocente) y no arrima un alma para que ampare a los menores víctimas reales de lo que está acontenciendo.

Porque estamos más preocupados y ocupados en el resultado del partido Argentina Brasil que sucede mientras “definimos” la sociedad en la que mueren nuestros jóvenes cada día.

Porque como sucede siempre últimamente hay una justicia tuerta. Que mira y vela por los derechos de los acusados a quienes custodia y defiende para que las víctimas exacerbadas por la eterna espera de justicia que no llega no los “lastime”.

Porque cualquiera sea el resultado de estos juicios seguiremos sin aprender nada, a la espera de otro Grassi que nos ponga en jaque, de otro Cromañon que nos arranque nuestros hijos. Porque ya definimos hace mucho que los jóvenes no merecen nuestro cuidado.

Susana

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario