Cuando avanza la miseria acechan los punteros con comida

ImageShackEl titular de Red Solidaria, Juan Carr, que está en contacto con una red de más de 1.200 comedores de todo el país, alertó a PERFIL que a los comedores “no les está alcanzando la comida” porque “la inflación es muy alta” y los montos de los subsidios “son fijos”. Asimismo, Carr afirmó que en lo que va del año ya hay 500 mil nuevos pobres.Con respecto al aumento del clientelismo, afirmó que “si empieza el hambre, empieza el clientelismo”. Carr, que es veterinario y trabaja en huertas para generar alimentos para los pobres, está empeñado en que la gente de menos recursos aprenda a cultivar sus propios alimentos y cortar así con el clientelismo. “No hay que regalarles el pescado, hay que enseñarles a pescar”, citó Carr.

“El problema del hambre en la Argentina es que no hay cifras y que los pobres son invisibles”, señaló Carr. Por eso, junto a un grupo de investigadores de la UBA, el titular de Red Solidaria proyecta crear el Hunger-earth o Mapa del Hambre a imitación del Google-earth. “Es un delirio, pero es un intento desesperado para que alguien visualice a los hambrientos”, afirmó Carr.

Carr apuntó que existen en el país 2.100.000 indigentes, y que si bien hasta fines de 2007 el Gobierno había logrado reducir la mortalidad infantil, la crisis del campo revirtió ese proceso. Según Carr, el campo había generado hasta fines de 2007 trabajo genuino y alimentos, pero debido a la crisis y las retenciones, la actividad comenzó a decaer.

“Esto está feo, hay menos changas y los alimentos están muy caros”, subrayó Carr. “No hay una estampida salvaje como en 2001, pero sí se nota que hay más pobres”, midió Carr. “Se contrajo toda la cadena: el que tenía una prepaga ahora tiene obra social; el que tenía obra social ahora va al hospital público…”, describió Carr.

PERFIL habló con comedores de todo el país, que forman parte de Red Solidaria, y todos coincidieron en que el hambre aumentó en el último mes por lo menos un 30 por ciento.

“No tenemos ni para una tira de pan”, se avergonzó Teresa Irma González de Roig, responsable del comedor El Buen Samaritano, situado en Rafael Obligado 1452, Alberdi, Río Cuarto (Córdoba). En concordancia, Sofía Velásquez, del Comedor Comunitario Países Unidos, de la Villa 31, de Retiro (Capital Federal) afirmó que aumentó la “toma de tierras” y que en el último mes pasó de atender 70 chicos a 100.

Lea más sobre el tema acá

Fuente: www.perfil.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario