Cuidado! Las sectas gozan de buena salud

La Guardia Civil española desarticuló una secta y detuvo a sus seis responsables, quienes supuestamente se hacían con el patrimonio de sus miembros tras lograr “el control sobre sus voluntades” mediante coacciones con ritos esotéricos y satánicos.

Según informa el portal 20minutos, la denominada ‘operación Creador’ se inició a principios de septiembre, cuando tuvo conocimiento de que en una vivienda de Chiclana de la Frontera (Cádiz), se podrían estar practicando ritos satánicos en los que se sacrificaban animales.

Tras seis semanas de investigación, los agentes comprobaron la veracidad de los hechos e identificaron a las personas que dirigían tales ceremonias, resultando ser una pareja formada por C.J.R.L., de 34 años de edad, y M.M.P., de 24.

Según la policía, estas personas se publicitaban en la sección de “anuncios varios” de medios de comunicación con el texto: “Profesor, Vidente, Brujo Satán Espiritual, experiencia y seriedad, poder en todos los ámbitos para solucionar problemas, especialmente de amor, recuperar pareja, quitar mal de ojo, impotencia sexual, etc. Garantizado 100 por 100. Resultados en tres días”.

Una vez que los potenciales clientes contactaban con la pareja, estos les ofrecían la solución a cualquier problema a través de todo tipo de actividades relacionadas con la santería, esoterismo y ritos satánicos, que se celebraban en la vivienda de los detenidos.

Los líderes de la secta llegaban a “anular la personalidad de sus víctimas, creando un vínculo de subordinación y dependencia total” hasta conseguir, en algunos casos, que accedieran a la venta de todas sus propiedades para entregar el importe de esa venta a la pareja en cuestión.

Del mismo modo y tras convencerles de que si desobedecían sus órdenes el diablo mataría primero a sus familiares y luego a ellos mismos, lograban que sus víctimas actuaran como sus “esclavos”. Los hombres llegaron a trabajar haciendo reformas en el domicilio de la pareja, mientras que las mujeres -a las que llamaban “mujeres de Satán”-, realizaban tareas domésticas.

Las víctimas sufrían vejaciones, insultos y en algunos casos privación de libertad, obligándoles a asistir a rituales satánicos, donde se sacrificaban animales. En estos ritos se entregaban elevadas cantidades de dinero -siempre superiores a los 3 mil euros-, tras autoproclamarse uno de los ahora detenidos como verdadero hijo de Satán.

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario