Debaten si los jóvenes ingieren alcohol en la película Harry Potter

Hermione está achispada. Neville está sirviendo unos tragos. Ron bebe hidromiel y Harry está de fiesta con sus profesores. ¿Hay en Hogwarts un problema con la bebida?

Mientras los fans de Harry Potter llenan las salas de cine para ver la última entrega de la serie de blockbusters , los padres tal vez se sorprendan por el papel estelar asignado al alcohol. En una escena tras otra, los jóvenes magos y sus profesores adultos aparecen bebiendo algún sorbo o sirviendo diversas variedades de alcohol para calmar sus nervios, fortalecer su coraje o consolar sus penas.

La película, basada en el sexto libro de la serie de J. K. Rowlings, Harry Potter y el misterio del príncipe, se ocupa tanto de la entrada en la vida adulta como del mundo de la magia. Las pócimas amorosas y los anhelos adolescentes son núcleos centrales de la trama, y Harry, Ron y Hermione gozan de nuevas libertades como estudiantes de 16 años del mítico internado de Hogwarts, que incluye salidas sin supervisión a una taberna en la ciudad de Hogsmeade.

Pero, recreadas en la pantalla grande, las escenas de los adolescentes bebiendo resultan discordantes. Los films anteriores de Harry Potter habían mostrado gente bebiendo, pero este lleva el asunto a otro nivel.

En una escena, Harry, Ron y Hermione piden cerveza de manteca (es una bebida tradicional irlandesa, aunque también puede no contener alcohol), y Hermione termina con un bigote de espuma.

Aunque nunca ha quedado muy claro si esa bebida es alcohólica, parece ejercer un efecto en la normalmente compuesta Hermione, quien en el regreso a casa está muy alegre y achispada, y camina abrazada a los chicos.

Como madre de una fan de Harry Potter de diez años, me sorprendió la reacción de los niños en el cine. Se rieron disimuladamente ante la mueca boba de Hermione y, más tarde, soltaron carcajadas cuando Hagrid, completamente borracho, pierde el conocimiento. Aunque no creo que mi hija haya entendido lo que estaba ocurriendo, me pregunté cómo reaccionarían otros padres.

Liz Perle, madre de dos chicos adolescentes y editora en jefe de la publicación Common Sense Media, que revisa libros, películas y contenidos de la Web destinados a niños, dijo que le molestó ver tantas escenas en las que el alcohol aparecía como un mecanismo empleado para sobrellevar alguna situación.

“Hermione es una jovencita muy correcta y compuesta, pero se libera con un poco de cerveza de manteca”, dijo. “El mensaje es que la bebida te da coraje para abrazar al chico que te gusta cuando temes hacerlo”.

Otros padres se mostraron menos preocupados. Daniel Isaacs, un redactor publicitario de Nueva York, dijo que su hija de nueve años ni siquiera advirtió las escenas alcohólicas. “El universo de Harry Potter no es el nuestro”, dijo. “Tratar de poner en juego las normas estadounidenses de 2009 resulta algo tonto. Además, en un mundo en el que brujos negros se la pasan secuestrando o matando gente, un poco de bebida adolescente es el menor de los problemas”.

Los públicos de otros países tal vez respondan de manera diferente a las escenas alcohólicas. En Inglaterra, la edad legal para consumir alcohol es a los 18 años, pero los jóvenes de 16 años pueden pedir alcohol si están consumiendo comida.

Los educadores expertos en el tema del alcohol dicen que no quieren ser aguafiestas, pero los padres deberían ser conscientes del papel que cumple el alcohol en la serie de Harry Potter.

Varios estudios sugieren que las películas ejercen influencia sobre la conducta adolescente en lo referido a la bebida, las drogas y el tabaco. Un comité del Instituto de Medicina dedicado al consumo de alcohol en los menores ha dicho que “hay muchas posibilidades” de que la exposición al alcohol, a través de las películas, contribuya a una temprana iniciación en el consumo.

Un estudio de 2007, realizado con casi 5600 adolescentes alemanes, examinó la relación entre la actividad alcohólica y el contacto con los films estadounidenses. Los investigadores descubrieron que los niños que habían tenido más contacto con el alcohol en las películas tenían casi el triple de posibilidades de pescarse una borrachera.

Oportunidad de diálogo Los expertos en temas de alcohol dicen que eso no significa que los niños no deban ver la nueva película de Harry Potter. El film ofrece una oportunidad a los padres de hablar con sus hijos sobre el alcohol, dice el doctor Christopher Welsh, psiquiatra de la Universidad de Maryland y especializado en adicciones.

Warner Brothers, que lanzó el film, dijo que las escenas de consumo alcohólico estaban “abiertas a diferentes interpretaciones”.

“Uno de nuestros principales objetivos al llevar a la pantalla la serie de Harry Potter ha sido ser fieles a la fuente original tal como fue creada por J. K. Rowling”, dijo la empresa mediante un e-mail , al añadir que el mundo mágico “no debía juzgarse con los mismos estándares que el mundo real”. Un vocero de Rowling dijo que la autora no haría ningún comentario al respecto.

Alison Turner, una expatriada británica, dijo que mientras veía el film con su hijastra de 14 años, reflexionó sobre las propiedades alcohólicas de la cerveza de manteca. “Creo que el tema del alcohol pasó inadvertido -no se trata de una escuela verdadera, ni de maestros y estudiantes reales-, así que el tema del alcohol no es real”, dijo. “Me pregunto inclusive cuántos chicos sabrán qué es la hidromiel.”

Traducción de Mirta Rosenberg Fuente:lanacion.com.ar

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario