Detuvieron a un pedófilo que operaba en el sudeste

Es un mecánico que hacía subir a niños y niñas a su auto y le tomaba fotografías y filmaba desnudos.

 Elementos incautados lo relacionan con al menos cuatro abusos. Será sometido a un reconocimiento.

Un mecánico de 37 años, sindicado como un peligroso pedófilo salteño, fue detenido el domingo pasado al anochecer cuando merodeaba por la plaza Gottling del barrio Villa Lavalle a bordo de un automóvil Fiat 125, presumiblemente a la “caza de niños”.
El hombre, fue denunciado por una vecina de la zona, que dijo haberlo visto en varias ocasiones “levantando menores”.
El sujeto fue aprehendido durante un operativo realizado por la Brigada de Investigaciones, en el que se le secuestraron un osito de peluche, caramelos, un llavero, una botella con un medicamento antidepresivo y un celular Motorola V3 con numerosas fotos y filmaciones de niños y niñas desnudos.
El depravado, identificado como Simón Lovera, es sospechoso de subir a su automóvil a chicos de entre 3 y 11 años.
El acusado, fue alojado en la Alcaidía Judicial, donde quedó a disposición del juez de Instrucción Formal 2, Esteban Dubois.
El magistrado caratuló la causa como supuesto rapto y abuso sexual simple. Lovera será indagado hoy y será sometido a una rueda de reconocimiento en la que será observado por sus eventuales víctimas.
Hasta el momento hay cuatro casos de abusos deshonestos virtualmente confirmados.
Investigadores ligados a la pesquisa señalaron que estaban tras el sujeto desde principios de año y que pese a los intensos patrullajes, no habían podido dar con él. No obstante en los últimos meses las denuncias recrudecieron y por ello pudieron munirse de datos clave para capturarlo.
Los efectivos contaron que el sospechoso actuaba de manera casi idéntica en todos los casos, generalmente en la periferia de las llamadas “ferias americanas” de la zona sudeste, los fines de semana. Seducía a niños de ambos sexos con caramelos y golosinas, los invitada a “dar una vuelta” y luego los llevaba a lugares apartados, los desnuda y fotografiaba o filmaba con su celular. Posteriormente los dejaba cerca de donde los había levantado.
Los detectives no saben si las imágenes que captaba las subía a Internet.

Con la información reunida los detectives incrementaron la frecuencia de los patrullajes en la zona y el domingo cerca de las 18.30, cuando comenzaba a oscurecer, un llamado anónimo de una mujer al 911, advirtió que el sujeto, a quien había observado anteriormente hablando con nenes, estaba tratando de convencer a un chico a subiera a su vehículo, en el barrio Juan Calchaqui.

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario