Edukando ahora a los jueces

ImageShackPrimero fue al campo. Les cuesta entender que cuando el poder quiere algo va en serio.

Ahora parece que les toca a los jueces. A ver si prestan atención que los están aleccionando che!

El titular de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) –y amigo kirchnerista–, Julio Piumato, presentó un escrito en el Consejo de la Magistratura pidiendo que se investigue la labor de los jueces que tuvieron bajo su jurisdicción rutas que fueron escenario del conflicto. Lo mismo hizo con los fiscales, a quienes denunció en la Procuración General de la Nación.

El escrito ingresó hace un mes al Consejo de la Magistratura y la Comisión de Acusación –siguiendo su rutina– sorteó a un consejero para instruir la denuncia. Le tocó a Diana Conti, la diputada del Frente para la Victoria que motorizó un mecanismo para encontrar, si es que existen, las irregularidades en el desempeño de los jueces durante la crisis del campo. De esta manera, hace quince días todas las Cámaras Federales de las provincias agrícolas recibieron un escrito pidiendo que se detalle si había causas vinculadas con los cortes de ruta y el desabastecimiento, y qué jueces habían intervenido en ellas. Esos papeles generaron un escándalo que llegó a oídos del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

En código judicial, ese tipo de averiguaciones por parte del Consejo son leídas como una intimidación. Sin embargo, aunque algunos no contestaron, muchas provincias informaron sobre los jueces y causas sobre el tema. El procurador de la Nación, Esteban Righi, no avanzó, por ahora, en el seguimiento de la labor de sus fiscales.

Además, en el caso del fiscal de San Nicolás, Juan Murray, se convirtió en un fuerte impulsor de las causas contra los ruralistas. Para Piumato, su denuncia es razonable: “Veíamos una inacción que, en la prolongación del tiempo, nos parecía que podría provocar una justicia de dos caras, que actúa de acuerdo a la cara del cliente”.

Según su versión, jueces y fiscales deberían haber actuado de oficio. Piumato es un moyanista y firme defensor de la política oficial: durante los tres meses y medio de conflicto dijo cosas como que desde el campo “están construyendo una fuerza política que todavía no tiene cabeza, diluida en esa cuestión etérea que es el campo, en la que pretenden involucrar también a todos los que no forman parte, detrás de la visión de los pools de semillas y sojeros”.

Aunque sin llegar a los propios miembros del Poder Judicial, el Gobierno ya había intentado llevar a Tribunales el conflicto agropecuario. Primero fue a través de Guillermo Moreno, el secretario de Comercio Interior que se presentó como querellante en una causa contra las cuatro entidades agropecuarias.

Ese expediente se había abierto por una denuncia de Roberto Manusovich, presidente de Fedecámaras y neokirchnerista explícito. Los acusaba por el desabastecimiento, los cortes de ruta y el desacato a la autoridad. Aquel expediente se trasladó al fuero penal económico, donde el juez Marcelo Aguinsky convocó a charlar a todas las partes.

Hace una semana fue Ricardo Echegaray, el titular de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), quien los denunció por falsificación de documentos para transportar cereal, las llamadas cartas de porte. Los escritos de Piumato contra los funcionarios judiciales no se limitaron sólo a aquella primera presentación. Cuando, a 70 días del inicio del conflicto, el juez federal de Mar del Plata Alfredo López hizo lugar a una acción de amparo de un ruralista, el secretario general del gremio lo denunció por mal desempeño.

López consideró en su fallo que las retenciones “afectan gravemente” derechos constitucionales y sólo responden a un “objetivo fiscalista”. También dijo que por todo esto no fueron creadas “como instrumento de política económica” y que el propio Gobierno admitió tácitamente el error al aplicar los reintegros. Era la primera vez que un juez consideraba inaplicable la resolución 125 firmada por el ex ministro de Economía Martín Lousteau para imponer más gravámenes al sector agropecuario. Piumato tomó sus palabras y lo acusó.
Fuente: www.criticadigital.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario