El arma de De Narvaez para ganar? Alica,Alicate!

Francisco de Narváez derrotó a Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires por casi tres puntos de diferencia y se proyecta como uno de los candidatos a disputar la gobernación en 2011.

La coalición Unión-PRO obtuvo el 34,5 por ciento de los votos contra el 32,1 de la fórmula que encabezó el ex presidente acompañado por el gobernador bonaerense Daniel Scioli.

Sin embargo, el Gobierno nacional recibió un duro revés electoral en el conurbano bonaerense, en donde si bien conseguía un triunfo en el plano global, perdió respaldos en distritos claves y la mirada quedó dirigida hacia una decena de intendentes que tuvieron mejor desempeño que Néstor Kirchner.

El oficialismo consiguió el 33 por ciento de los votos en la sumatoria de los 24 distritos más poblados y cercanos a la Capital Federal, mientras que Unión PRO superó el piso del 29 por ciento.

La victoria kirchnerista en el clave conurbano bonaerense no fue el esperado por el líder peronista, que había centrado su

estrategia de campaña en captar el voto de las clases media y baja, con actos diarios y fuerte desarrollo de obras públicas en esos distritos.

Sorpresivamente, Kirchner perdió en distritos en los que no se estimaba una derrota, como son los casos de Lanús, San Miguel, y los poderosos partidos de Lomas de Zamora y Tres de Febrero, lo que generó un fuerte descontento del ex presidente.

En el territorio del sur del conurbano, y con el intendente Darío Díaz Pérez como candidato testimonial, Unión PRO sacó el 34 por ciento de los votos mientras que el oficialismo el 32,5.

En San Miguel, la lista que encabezó el ex carapintada Aldo Rico se alzó con la victoria con un aplastante 31 por ciento de los votos en el plano local, y la lista nacional Unión PRO aventajó por dos puntos (31 a 29) al kirchnerismo, en lo nacional.

Lomas de Zamora, pago chico del ex presidente Eduardo Duhalde, se convirtió en un escenario de fuerte disputa, y la paridad seguía palmo a palmo, ya que con más de la mitad de las mesas escrutadas estaban ambos espacios en 33 puntos, con una leve ventaja de De Narváez sobre Kirchner, lo que dejó en evidencia la endeble tarea del testimonial intendente Jorge Rossi.

Pero la sorpresa llegó desde Tres de Febrero, donde Hugo Curto logró quedarse con el 34 por ciento de los votos en la elección municipal pero Kirchner perdió con De Narváez en los comicios nacionales por 33 a 30.

Curto utilizó una estrategia electoral que otros intendentes del conurbano también pusieron en práctica, que fue poner una lista espejo para sumar en su lista de concejales, que le garantizó un 8 por ciento de los votos.

En Almirante Brown, la lista del Frente Justicialista para la Victoria consiguió el 45 por ciento, con una diferencia de 15 que le sacó a Unión PRO, aunque en lo local sumó casi 9 puntos más con la lista de Progreso Social, el partido elegido como colectora en casi todos los distritos con listas espejos.

En Berazategui, el kirchnerismo lograba el 42 por ciento de los sufragios, casi 9 por encima de Unión PRO, pero 17 menos que en los comicios locales, donde Juan José Mussi logró el 59 por ciento de los votos, en un distrito en donde se sintió fuertemente el corte de boleta.

Casos similares sucedieron en Avellaneda, Esteban Echeverría, Ezeiza e Ituzaingó, mientras que en Florencio Varela, La Matanza, Merlo, Quilmes, San Fernando, San Isidro, Tigre y Malvinas Argentinas el desempeño fue similar y hasta superior en el plano nacional en comparación con el local.

Fuente:artear

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario