El fenómeno de Ciega a citas

ciegaacitas.jpg

Hoy terminó el blog Ciega a Citas, el diario de Lucía G., una periodista con una madre muy particular: apostó que su hija iría sola, gorda y vestida de negro al casamiento de su hermana. Lucía se enteró de la apuesta y decidió salir desesperadamente a buscar un novio. Y contó esa búsqueda en su blog: todas sus citas patéticas, las reuniones con parejas que sólo hablaban de hijos, las peleas con su madre, su esfuerzo por adelgazar unos kilos, algunos desengaños amorosos, su experiencia en un sitio web de citas y finalmente, el casamiento de su hermana. Lucía G. da pena, pero uno la termina queriendo. Porque en definitiva cuenta lo que le pasa a todas las solteras de esa edad cuando se levantan solas el domingo al mediodía.

Ciega a Citas logró mantenerme atento durante 9 meses. La madre de Lucía, por mala, terminó resultando encantadora y hasta cosechó muchos admiradores. La autora escribió cerca de 250 post con el día a día de su búsqueda amorosa. Los que todavía no lo leyeron, pueden empezar de cero por acá.

El blog fue un éxito. Tuvo un promedio de 8 mil visitas diarias y el episodio final trepó a 13 mil y 27 mil hits. Llegó a tener 1600 comentarios por día y se armó un grupo en Facebook con más de 400 fans. Muchos preguntan si Lucía existe. Claro que sí, está plagado de Lucías por todos lados. El éxito de Ciega a citas traspasó el formato blog. Saldrá en libro el primer día de noviembre y seguramente a fin de año se estará filmando el piloto para una serie de TV basada en el blog. Después muchos dirán que son fanas de la primera hora.

Fuente:www.eblog.com.ar


Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario