Brad Pitt:El método tecnológico que lo envejeció sin necesidad de maquillaje

Tras su nominación perdida en 1996 por su trabajo en “12 monos”, la Academia nunca volvió a tenerlo en cuenta, ni por “Babel” ni por “Jesse James”. A sus 44 años, Brad Pitt arremete con ansias de obtener una estatuilla y a cualquier precio. En esta oportunidad protagoniza “El curioso caso de Benjamín Button” junto a Cate Blanchett y dirigido por David Fincher (“Seven”). La historia, basada en un cuento de Scout Fitzgerald, cuenta la vida de un hombre que nació con 80 años y a medida que pasa el tiempo se hace más joven.

Claro está, romance mediante. Porque Button conocerá a una niña (Daisy, por Blanchet) con la que intentará combatir la diferencia de apariencias a lo largo de su vida. Esa niña es interpretada por Shiloh, la hija de Brad y Angelina Jolie. El proyecto deambuló por cajones de ejecutivos de estudios por más de una década. Pero finalmente la Warner se decidió por Fincher con un guión de Eric Roth, ganador del Oscar por “Forrest Gump”. Para lograr el aspecto de octogenario, no se recurrió sólo al maquillaje. Sino que se empleó el costosísimo Contour, un nuevo programa computacional, al que se complementó con otro sistema especialmente creado para la película al que los directivos llamaron “AnEmotion”. Es una técnica que ahonda en el que se usó para films como “El expreso polar”. El actor debe posicionarse entre sensores para dar creación a la figuras animadas con movimientos reales. El cuerpo de Brad Pitt fue recubierto de partículas para lograr más realismo a sus movimientos.

Mirá acá la transformación

Fuente: www.puroshow.com


Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario