El peor escenario: Japón vuelve a temblar y Fukushima es nivel 7, como Chernóbil

 

 

La Agencia de Seguridad Industrial y Nuclear nipona (NISA) elevó la categoría del siniestro en Fukushima del nivel 5 -la categoría de las fugas radiactivas de la central estadounidense de Three Mile Island en 1979-, al 7 en la escala INES, de accidentes nucleares -hasta ahora estaba ocupado sólo por Chernobyl-. 

Es el nivel que califica un “accidente mayor” con “amplias consecuencias”, mientras que el 5 se refiere a un “escape limitado” de radiactividad.

La Escala Internacional de Accidentes Nucleares (International Nuclear Event Scale, INES), una clasificación que hace el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) desde 1990.
En Fukushima, el Gobierno japonés tardó en darle una valoración al accidente, y la primera que le dio fue 4. Esto provocó la protesta francesa, cuyos expertos elevaron el nivel de peligrosidad a 6 desde el primer momento.
Así, lo que todos se temían ya es oficial: el accidente en la central nuclear de Fukishima 1 es tan malo como la catástrofe de Chernóbil, la planta atómica de Ucrania cuyo reactor estalló el 26/04/1986.
La Agencia de Seguridad Nuclear japonesa (NISA) pasó de 5 a 7 porque la emisión de yodo radiactivo ha sido de decenas de miles de terabequerelios, aunque es apenas 10% de la emisión de Chernóbil.

Pero un portavoz de la compañía que gestiona la central, Tokyo Electric Power (TEPCO), ha reconocido a la agencia local de noticias Kyodo News, el temor de la compañía a que las filtraciones de materiales radiactivos superen en el futuro a las que se produjeron en 1986 en Chernobyl.

Pero el mayor problema es para las 130.000 personas que aún viven en un radio de entre 20 y 30 kilómetros alrededor de la central nuclear, a quienes se les ha recomendado encerrarse en sus casas al hallarse bajo la nube radiactiva. Tras hacer oídos sordos al OIEA durante un mes, el Gobierno nipón ampliará la zona de evacuación más allá de los 20 kilómetros ya desalojados. Pero no lo hará de forma general, sino en poblaciones concretas cuyos niveles de radiactividad acumulada exceden los límites por una exposición prolongada.
La organización afirma que la gente que aún vive alrededor de Fukushima podría recibir una dosis de radiación de 5 milisievert al año, “que fue el umbral de evacuación en Chernóbil”. Las mediciones muestran que la dispersión de las partículas radiactivas no es uniforme. Aunque los vientos dominantes van hacia el Pacífico, hay una lengua de contaminación hacia el noroeste, que es la que engloba a Iitate.
Uno de los responsables de la Comisión para la Seguridad Nuclear de Japón anunció en televisión que las fugas radiactivas de Fukushima suponían un 10 por ciento del accidente de Chernóbil. “Hemos subido el nivel de seguridad a 7 porque el impacto de los escapes radiactivos se ha extendido al aire, las verduras, el agua del grifo y el océano”, explicó uno de los responsables de la Agencia de Seguridad Industrial y Nuclear, Minoru Oogoda.
El lunes 11/04 un terremoto de magnitud 6,3º en la escala de Richter tuvo su epicentro a 68 kilómetros de Fukushima y dejó a la planta sin suministro eléctrico y sin refrigeración entre las 17:16 y las 18:05 (hora local japonesa).
El martes 12/04, una nueva réplica, de magnitud 6,4º, volvió a sacudir a la costa oriental de Japón, en la prefectura de Chiba. A 77 kilómetros de Tokio, los edificios se agitaron otra vez en la capital nipona, mientras que en la central nuclear de Fukushima se declaró un incendio en un edificio eléctrico fuera del reactor Nº4, pero fue sofocado rápidamente.
Fuente:pijamasurf.com

 

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario