El tarifazo se lo lleva puesto a De Vido?Rumores de renuncia

La marcha atrás en el tarifazo de luz y gas del Gobierno muestra el fracaso en la política tarifaria de la gestión del ministro de Planificación, Julio De Vido. La estrategia fue incongruente desde el inicio. A partir de 2003, se negó cualquier tipo de suba a los hogares para garantizar la salida del derrumbe económico-social. Pero desde que en 2004 la crisis energética comenzó a mostrar signos más que claros, el Ministerio de Planificación mantuvo la misma postura. Con vehemencia desmintieron al secretario de Energía, Daniel Cameron, y hasta al vicepresidente Daniel Scioli cuando declararon la necesidad de ajustar de a poco las tarifas en pos de contener el consumo, hacer más equitativo el cuadro tarifario, bajar los subsidios y mejorar la ecuación financiera de las prestadoras.

El consumidor medio se subió a la fiesta de la energía barata. En cómodas cuotas se compró acondicionadores de aire frío-calor y estufas eléctricas y a gas por doquier. Cuando se encendieron todos estos aparatos, el abastecimiento energético otra vez quedó corto y hubo que restringir el suministro a la industria. A ese mismo ciudadano común –no sólo a los ricos–, al que se lo acostumbró a un confort irreal, de un día para el otro el mismo Gobierno que negaba incrementos de las boletas se las duplicó o triplicó en muchos casos.

La caída de los ingresos fiscales ya no podía pagar la electricidad y el gas a precio de regalo. Ahora se le quiso explicar a la gente que la fiesta se había terminado, que no había más nada para derrochar. No se pudo. A nadie le gusta irse de una fiesta cuando está en el mejor momento.

Fuente:criticadigital.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario