En casa de herrero…hijo de De Vido estafado

La historia vincula, en orden aleatorio, a Daniel “La Tota” Santillán, Julio De Vido, su hijo Santiago, la empresa Cerro Motos y un “robo” de $1.200.000. Un cóctel pintoresco que combina publicidad y negocios familiares.

Cerro Motos es una empresa de Santiago De Vido, hijo menor del ministro de Planificación Federal, que confió en Santiago del Estero la venta de una treintena de ciclomotores a cambio de cheques diferidos, con absoluta discreción. Según detalla el diario El Liberal de esa provincia norteña, la empresa “aceptó que sus clientes santiagueños le pagasen la operación con 19 cheques diferidos”, pero para sorpresa de los vendedores, la entidad bancaria donde supuestamente estaba el depósito no tenía fondos.

El dato de los diferidos provino de la División Delitos Económicos de la provincia que, de inmediato, tomó intervención. El juez de la causa, Gustavo Herrera, había ordenado detener a los presuntos culpables del delito, Roger Fabián Mazzarelli y Luis Sández. Para ello, ordenó diversos allanamientos durante todo el día de ayer. No obstante, la novedad de las últimas horas tiene que ver con el pedido de eximición que hizo el doctor Aguirre, abogado de los imputados.

En su defensa, el letrado argumentó un supuesto convenio que Mazzarelli y Sández  tenían con el Banco Patagonia donde se deja constancia que “el vencimiento real de los cheques se produciría la semana que viene”.

Cerro Motos opera en Loreto, Frías, Monte Quemado y Añatuya, todas ciudades del interior de Santiago del Estero y  por esa razón John Cristian Rico, director de la empresa, tiene estos socios locales. 

Las ventas de ciclomotores, según estimaciones de El Liberal, se incrementaron en Santiago del Estero en los últimos meses: “De 30 a 40 rodados que solicitaban por operación, pasaron a 312 en abril pasado”. Acaso tentados por las promociones de “La Tota” Santillán, que en un spot publicitario “vende” los ciclomotores, buena parte de los santigueños haya apostado a la marca.

Lo anecdótico – por usar un término más edulcorado – tiene que ver con la cantidad de dinero que “perdió” Cerro Motos en la operación. La División Delitos Económicos ya logró dar con más de 30 unidades que permanecían en los locales de la firma que regentean los imputados.

Fuente: www.perfil.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario