En el juicio por el crimen de un nene apareció San La Muerte y les habló a todos

Un extraño episodio se produjo en la noche de ayer durante el cuarto día del juicio por la muerte de Ramoncito Gónzalez, un nene de 8 años asesinado en un supuesto ritual satánico en la ciudad de Mercedes en el año 2006.
Al momento en que uno de los nueve imputados estaba haciendo el reconocimiento de elementos secuestrados en la etapa de instrucción, como ser imágenes de San La Muerte y esculturas de santos rojos, una voz de una mujer apareció de repente y  se escuchó tanto en los parlantes del auditorio como en el audio de la tele de la sala de prensa.
El mensaje, que se escucó de forma fuerte y clara, fue: “Protege a tus siervos, señor…bendecidos por Jesús”.

“La voz de una mujer desconocida interrumpió en el sistema de audio de la Cámara e inmediatamente el presidente del Tribunal ordenó al fiscal que se investigue qué ocurrió”, informó el periodista Agustín Ávalos desde la ciudad de Mercedes.
“Todo empezó en el momento en que sacaron unas figuras de San La Muerte y santos de colores rojos, que eran unas esculturas de medio metro”, contó el colega quien se encontraba en la sala de prensa de la Cámara. El imputado había asegurado que no conocía esos elementos y en ese momento que se escuchó la voz de una mujer que dijo: “protege a tus siervos señor”. La sala quedó en silencio y a los 15 segundos aproximadamente se escuchó: “bendecidos por Jesús”.
Fue allí que el presidente del Tribunal ordenó un cuarto intermedio y las investigaciones correspondientes. El magistrado interpretó que esa interrupción es un delito público. Hasta el momento se desconocen más detalles de lo sucedido en la jornada de este miércoles.

Lo sucedido

El viernes 6 de octubre de 2006, Ramoncito salió de su humilde vivienda poco después del mediodía para dirigirse a la escuela. Su madre empezó a preocuparse cuando al anochecer de ese día no regresó. El sábado 7, radicó la denuncia de solicitud de paradero.
El domingo 8, poco antes de las 8, los ladridos insistentes de unos perros llamaron la atención de los vecinos, que se dirigieron a un baldío a la vera de las vías y allí se encontraron con la macabra y dantesca escena: el cadáver de un chico decapitado con su cabeza escalpelada. Luego los exámenes determinaron que fue violado y empalado.
Le realizaron un profundo corte en la parte superior y posterior del muslo de la pierna izquierda, por donde extrajeron su sangre; además fue torturado. Se cree que lo mataron en un rito diabólico en el que se realizó una orgía.

Fuente: Mercedes hoy/ Mi mercedes

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario