Escándalo: Un cura reclutaba chicas para convertirlas en sus “monjitas”

Posadas.
Alrededor de 14 chicas de distintos barrios de esta ciudad fueron monjas reclutadas por un cura párroco en el transcurso del año pasado, y ahora casi todas ellas abandonaron sus vestiduras y al menos dos estarían embarazadas y una con tratamiento psicológico.
El cura llegó a Misiones el año pasado desde San Luis y le pidió al obispo Rubén Martínez un espacio físico para poder continuar con su misión divina. Y tuvo luz verde.
En lo que podría convertirse en un escándalo, el conocido como Padre Miguel abandonó imprevistamente su congregación y partió hacia la ciudad de Puerto Iguazú, en donde las irregularidades empezaron a generar sospechas entre las monjitas, que no aceptaron cruzar la frontera y realizar las actividades que el cura les impuso para que desarrollen en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú.
Ayer, fuentes ligadas a la investigación que actúan en el caso -extra policial por ahora-, consignaron que una de las potenciales víctimas denunció el hecho como Trata de Personas. Todo había pasado entre mediados del año pasado y principios de 2009. La causa, podría recaer, a la vez, en manos de la Justicia Federal.
La investigación desató un escándalo en Villa Lanús y continuó incluso hasta altas horas de la noche del pasado jueves. Sus responsables admitieron que por la gravedad de los distintos hechos que pudieron comprobar, o al menos establecer mediante varios testimonios, aún no podían acordar bajo qué carátula abrirían la causa.
Es que al parecer, el simple hecho de reclutar a las chicas y hacerlas convivir con él en la casa que está en los fondos de la parroquia Sagrado Corazón, ubicada al final de la avenida Juan Domingo Perón, es un acto a todas luces irregular.
Es más, hasta la figura de servidumbre podría utilizarse en este caso que conmociona a la comunidad que habitualmente participa de las misas tanto en la iglesia como en la plaza ubicada a pocos metros.
Ayer, la hermana de una de las primeras chicas reclutadas, Sunilda González, certificó lo sucedido en el barrio y junto a su marido expresaron su indignación y hasta admitieron que desde mucho tiempo antes intentaron convencerla para que se aleje del grupo porque no lo veían con buenos ojos.
“Ella ahora no se encuentra  porque está con tratamiento psicológico”, dijo Sunilda, que se lamentó por la situación terrible que está pasando su hermana.  “Está con miedo porque a ella la amenazaron, por eso está como escondida en casa… no sale para nada”.
En el barrio, las opiniones están divididas. O al menos, muchos no quieren hablar o dicen no saber nada de lo ocurrido. Pero quienes asienten el caso, lo denominan como el del “cura de las monjitas”.

Esta información fue desmentida por esta otra:

El Obispo desmiente informe publicado en un diario local


Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario