Está mal ser interesada?

El amor por conveniencia

El amor y la conveniencia. Está mal ser interesado?
La verdad que los comentarios de todos son más que enriquecedores, a tal punto que inspirada en una respuesta a un post anterior, va dedicado este humilde pensamiento:
Es más que frecuente escuchar la misma crítica una y otra vez: Fulana es ua interesada, solo le gustan los tipos de guita…Pepe es un vividor, vos viste el bagre con el que anda???Si está llena de mosca, claro.
Esto es solo un mito, teniendo en cuenta que nadie tiene para siempre la vaca atada, mucho menos, con la gente que supo hacer de su estilo de vida un generador permanente de riqueza. No hay ni hombres, ni mujeres tan ingenuos como para ser vividos literalmente.
El que cree que la “mujer parásito” la pasa bien, está viendo un canal de pelis románticas o cree en cuentos de ciencia ficción. Una cosa es que mientras duran las ganas sea una despampanante dama de compañía, y otra que que quede forrada de por vida.
En términos realistas, de qué manera créen que una damisela mantenida puede pasar a mejor vida sin su gallardo caballero que la llena de regalos caros?
Si la señorita encima es hueca de cabeza, se pondrá contenta con zapatos o carteras, pero a la hora de adquirir una verdadera independencia, hoy en día la cosa se le puede complicar. De qué manera puede el caballero- ponerle un depto a su nombre si ella no podrá después responder y pagar los impuestos de bienes personales siquiera…Cómo podrá pagar extensiones de tarjeta sin quedar pegado por consumos excesivos ante la afip?Los más expertos regalan ropa y carteras de marca. Nunca joyas o cash, la tienen clara. Una vez que se termina la fiesta, lo que adquirieron las chuchis les dura para unos meses más.. Es así, el tiempo pasa, y las carteras y los zapatos de una colección a otra esán out.
Obvio que existe una medida de protección más que efectiva si el señor muere de pasión y ella lo lleva de las narices al registro de la calle Uruguay: Los bienes propios que son adquiridos antes del matrimonio no entran en discusión, y todo lo que se comprara después de la unión, se puede aclarar que se efectúa con lo producido por haber vendido un bien propio. Si, me dirán, pero qué pasa con lo que se gana? Lo que se tendrá que compartir sí o si?. Muy simple, se puede alegar que se gastó. Que no está más, que se disfrutó…Siempre existen maneras de protejerse de futuras sorpresas. Por eso , es de ingenuas creer que una vale más de lo que pesa! Las que se creen un commodity, están en un serio problema…
Igual, el que crea que un fulano se sacó la grande por estar con una mujer con recursos y algo más que representar la categoría de mujer autosustentable. En realidad se gana el premio al mejor capataz de la historia. Nada más poderoso y desconfiado que una mujer con dinero. Jamás entregará lo propio, y a lo sumo, mientras dure la emoción, le obsequiará algún rodado como los que las mamis les regalan- aunque de juguete- a los niñitos.
Me pregunto entonces quién es más interesado: El que se deja maravillar por el seductor modo de vivir de quienes tienen dinero o quienes necesitan gatitas mimosas o perros falderos?
Para mi interés no es una mala palabra, conveniencia menos…El interés por cierto es la medida de las acciones, lo que te hace levantar todos los días contenta, con ganas de enfrentar la vida de otra manera, orgullosa de quien elegiste como pareja, seducida por sus encantos, por sus aciertos, por su modoy su historia personal. Es lo que te lleva respetarlo en cada momento, y sobre todo, admirarlo mucho y más. Nadie puede juzgar al otro el motivo por el cual admira al otro, mucho menos, razonar por qué le conviene…Ese es el secreto personal de cada uno, pero indudablemente, tomamos decisiones equivocadas muchas veces, y nos llenamos de esteriotipos,y pensamos que somos heróicos porque no medimos nada, ser pragmáicos y realistas nos aterra porque nos hace sentir seres con el corazón atrofiadoy termina siendo una altruista la mujer que elije un pelmazo vago, que en el fondo, le gusta para poder dominarlo. Pero la verdad, y por experiencia ajena y propia insisto en que cuando alguien realmente te conviene, es mucho mejor.

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario