Estos son festejos! Y la oposición? Bien,gracias…

En una acalorada sesión, donde no faltaron las “hinchadas” y las discusiones a gritos, la Cámara de Diputados le dio media sanción a la prórroga por un año de la delegación de facultades del Poder Legislativo al Ejecutivo, ley que vence el próximo 24 de agosto.

Tras una sesión de 12 horas, la votación culminó con 136 votos a favor, 100 en contra y siete abstenciones, por lo que el proyecto ahora fue girado al Senado, donde tendrá decisión final.

De esta forma, la Cámara baja le dio media sanción al proyecto que prevé que un paquete de 1.900 leyes continúe en manos del Ejecutivo por 240 días, con la posibilidad de una única prórroga por 30 días más.

Entre otras medidas, esa ley permite la reasignación de partidas presupuestarias y la determinación del monto de retenciones a la exportación de granos, entre otras.

El último en hablar, antes de la votación, fue el jefe de la bancada K Agustín Rossi, quien debió parar en más de una oportunidad debido al griterío, en particular del diputado radical Oscar Aguad, al que le dijo “callate”.

Hoy no es oficialismo y oposición, es corporativismo o política. Lo que se debate es si la Argentina tendrá margen de maniobra para mejorar la calidad de vida de las personas o si las corporaciones se van a quedar con los pedazos dispersos de lo que quede de la patria. Vamos a pelear para que eso no pase. Y eso es así”, declaró Rossi.

Además, afirmó que en la Cámara baja buscarán tratar “el problema de la pobreza” y reclamó que se trate la Ley de Radiodifusión: “Cuando discutamos esa la espero que todos los señores diputados tengamos la misma habilidad que los dirigentes de los clubes que se enfrentaron a un monopolio”, dijo.

“He escuchado a muchos diputados hacer referencias a lo que ha pasado en el fútbol. Sólo quiero decir que para nosotros esto tiene dos reflexiones: se puede terminar con las posiciones dominantes y los monopolios. Segundo, va a ser un día de fiesta para todos los argentinos que los días de fútbol tenían que irse a un bar a ver el partido. Para los que vivimos en democracia es una actitud trascendente”, agregó.

Ahora, si el Senado lo ratifica, toda decisión administrativa deberá ser refrendada desde ese momento por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y enviada en los diez días subsiguientes al Congreso para su revisión y control.

Así el oficialismo, logró imponer la iniciativa que desembarcó en Diputados directamente desde la Casa Rosada y fue retocada en la Comisión de Asuntos Parlamentarios.

La iniciativa aprobada señala también que una comisión integrada por ocho diputados y ocho senadores tendrá que revisar durante seis meses cuáles de esas facultades delegadas seguirán
en manos de la Casa Rosada y cuáles no.

Los que sí, los que no y los que no sabían qué hacer

La UCR, la Coalición Cívica, el Pro y el socialismo rechazaron el proyecto oficialista, mientras que en los bloques de Proyecto Sur (con la presencia de Claudio Lozano) y de Solidaridad e Igualdad (SI) las decisiones quedaron divididas.

Los aliados de Encuentro Popular fueron decisivos y el bloque del SI quedó al borde de la ruptura porque mientras algunos diputados apoyaron al oficialismo, otros, encabezados por el presidente Eduardo Macaluse, ni siquiera dieron quórum.

Los aliados coincidieron en apoyar al proyecto oficial porque, según dijeron, no quieren “poner en peligro” la gobernabilidad “ni entregarle el país a la Mesa de Enlace” agropecuaria.

El argumento de quienes se abstuvieron fue que en el proyecto estaba “incompleto“, porque no quedó un claro mensaje respecto de que hay “voluntad política” para que las facultades delegadas desaparezcan y el Congreso retome su potestad.

Dentro del paquete de leyes que seguirán en manos del Ejecutivo se encuentra el Código Aduanero, que permite fijar el  nivel de retenciones a las exportaciones agrarias, las cuales desataron el conflicto entre el campo y el Gobierno que aún hoy no termina.

El centro del debate se ubicó desde el arranque sobre las retenciones, ya que los bloques opositores abrieron fuego afirmando que quieren llevar a cero todas las alícuotas y bajar a 25 por ciento las de soja.

Julián Obliguio y Federico Pinedo (Pro) y Patricia Bulrrich (Coalición Cívica) no se olvidaron de los funcionarios de tercera línea que “se abusan” de los productores, en clara alusión al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

No nos griten, no es que no escuchamos: simplemente no estamos de acuerdo“, sostuvo durante su discurso el kirchnerista Alejandro Rossi, hermano del jefe del bloque K.

Es que la sesión contó con la presencia de unos 35 productores agropecuarios, encabezados por Alfredo De Angeli, que observaron exaltados la pulseada desde las tribunas, alentando a quines pidieron que las retenciones pasen a manos del Congreso e insultando los oficialistas y sus aliados.

Fuente:702010

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario