Facebook, la herramienta utilizada por los secuestradores

Facebook, Hi5, Myspace, Sonico, etcétera, etcétera. Redes sociales, medios de comunicación en los que cada cual muestra lo que quiere al resto de los usuarios. Hoy son un punto de encuentro para los más jóvenes, e incluso un lugar de reencuentro para los más grandes, que se perdieron el rastro con los años.

Evidentemente se convirtieron en un tema de debate para sociólogos, psicólogos, comunicadores y especialistas en marketing. Siguiendo los conceptos de Umberto Eco: los hay integrados, los hay apocalípticos, pero todos hablan de Facebook. Algunos hallaron en él una herramienta de expresión y de intercambio, mientras que otros lo denostan por el simple hecho de que se rompe la frontera entre lo público y lo privado.

Quizá sólo con un poco de precaución se evitan dolores de cabeza. Muchos pasan por alto el contrato que se acepta al registrarse a este tipo de servicios. Muy pocos saben que desde que aceptaron formar parte de Facebook, también le está entregando los derechos de su información privada y fotografías a la compañía. “Le vendieron el alma al Diablo”, grita desde el fondo un apocalíptico.

A modo anecdótico, también cabe aclarar que en las condiciones de uso del servicio, hay cláusulas hilarantes y fuera de lugar como: “No utilizarás Facebook si has sido declarado culpable de un delito sexual”.

¿Herramienta del mal?

Pero, más allá de los vacuos análisis que se puedan realizar sobre esta red mundial, se debe considerar que tampoco resulta descabellado que este servicio pueda servir de herramienta para cometer actos delictivos –aunque el contrato con Facebook no lo permite-.

Por eso, ya hay muchos especialistas que recomiendan compartir la menor cantidad de información personal posible, ya que datos privados, fotografías y comentarios podrían ser utilizados por malvivientes para conocer mejor el terreno en el que se quieren internar.

Según señalan en algunos blogs, por medio de estas herramientas, los delincuentes, al momento de elegir la víctima, “no se confunden ni tienen que investigar en donde viven o en que escuela estudian y a donde viajan y quienes son sus padres, hermanos y amigos”.

Los medios digitales, ya se dieron a conocer al menos tres casos de secuestros express, ocurridos en Venezuela, y relacionados con la red social. Aparentemente, los delincuentes habrían mostrado a sus víctimas fotografías personales que sólo podrían haber obtenido mediante ese servicio.

Las recomendaciones

Entre los consejos que se dan a los usuarios desprecavidos de Facebook se puede resaltar la necesidad de eliminar los datos privados o reemplazarlos por datos falsos, para evitar ser detectados tan fácilmente. Esto se deberá hacer sistemáticamente, ya que a pesar de borrar la cuenta, la información seguirá cargada en la base de datos de la empresa.

Al abrir una cuenta, es preferible que no se haga desde su hogar, para evitar que la IP sea reconocida fácilmente, y también recomiendan identificarse bajo un seudónimo. Luego, evite aceptar ocmo amigos a personas que no conoce, pues de esta manera evitará que cualquiera acceda a su información privada. Pero cuidado, si acepta a alguien, controle mediante “Inbox” si el contacto que intenta agregarlo a usted es realmente quien dice ser.

Asimismo, intente aumentar la privacidad a través de las opciones de “Privacy” -en la esquina superior derecha de su pantalla señora-. Allí, debería seleccionar, en todas las casillas, la opción “only friends” -sólo amigos- para que sólo ellos puedan ver lo que usted quiera mostrar.

Por eso, es muy importante que, además de utilizar las prestaciones que este servicio ofrece, usted observe las opciones y configuración que Facebook le ofrece.

El informe de la polémica
Aquí, el informe que realizó Televisa sobre el peligro de las redes sociales. Lo más irónico es que el periodista Joaquín López-Dóriga, crítico de estos servicios, aparece en Facebook. ¿Será verdaderamente él o le habrán robado la identidad?

Fuente:conurbano24

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario