Ganó casi 3 palos en un casino K

Juego. Petróleo. Campo. Granos. Vacas. Aceite. Basura. Finanzas. Más campo. Más tragamonedas. Cristóbal López, el empresario chubutense, tiene sus negocios diversificados y muchos de ellos crecieron al amparo de la gestión kirchnerista. Entre apostadores se sabe que López siempre gana. Sin embargo, ayer tuvo que desembolsar casi 3 millones de pesos a un hombre de 64 años que sacó el premio mayor de una máquina tragamonedas del Hipódromo de Palermo.

En 2007, el presidente del directorio de Lotería Nacional, Roberto Armado López, redactó la letra chica del contrato que prorrogó al zar del juego K la concesión de las salas de juego del Hipódromo hasta 2032.

El apostador metió una moneda, bajó la palanca una vez más, las luces de colores se encendieron y alarmas sonaron. En esa casa de juegos nunca antes había ocurrido algo así. La suma que se pagó es récord en la historia del casino.

Hace dos años Verónica Baena jugó en las máquinas tragamonedas en un bingo de Lomas del Mirador hasta que el display le marcó que había sido premiada con 35 millones de dólares. Codere, la empresa dueña de ese casino se negó sistemáticamente a pagar el premio mayor, en una situación que desembocó en un escándalo jurídico y mediático.

“El máximo a ganar en esa máquina es de 35.000 pesos. Y por eso le ofrecimos esa cifra”, declaró uno de los gerentes de Codere. Pero no ocurrió lo mismo en Pelermo. Los negocios que el gobierno kirchnerista le concede sin licitación al empresario amigo López representan una caja que se acerca a los 20 mil millones de pesos. De esa torta, al Estado recibe como ganancia menos de 100 millones.

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario