Gripe A:La vacuna(cuando aparezca)no sería distribuída equitativamente

La OMS y la OPS ya advirtieron que el acceso igualitario será un tema difícil.

Las autoridades sanitarias de la Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, reunidas ayer en Buenos Aires, manifestaron su preocupación por la futura obtención de vacunas suficientes para la región. Acordaron, también, hacer un monitoreo “cualitativo” de la pandemia restándole énfasis al conteo de casos.

Así lo informaron en una conferencia de prensa en la Cancillería que empezó con dos horas de retraso, duró 15 minutos y en la que se dijo bastante poco. Para más, la escena estuvo en las antípodas de las medidas para prevenir el contagio: poco más de 30 periodistas y camarógrafos colmaron una sala sin ventilación durante la larga espera. Eso sí, sobre la mesa había una botellita de alcohol en gel.

El ministro de Salud argentino, Juan Manzur, informó que durante el encuentro habían realizado un “diagnóstico de la situación de la pandemia en cada país”, además de compartir información, criterios de trabajo y analizar la provisión de antivirales para la región. De aquí en más, dijo, la idea era trabajar “en forma conjunta y sumar acciones con los países hermanos que están aquí con el acompañamiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)”.

Subrayó, también, la preocupación en bloque por la futura provisión de vacunas. “Creemos que ha fin de año se podrá contar con una vacuna. Pero sabemos que mucha de la producción ya está comprometida. En este sentido la OPS tiene una participación activa para asegurar la provisión a nuestros países”.

Sobre la evolución del virus sostuvo: “Aunque tenemos noticias sobre una disminución en el número de consultas hemos acordado ser extremadamente prudentes. No sabemos si va a haber una segunda ola”.

A la hora de explicar las disparidades en las cifras oficiales de cada país no hubo claridad. Temprano, la presidenta Cristina Fernández había dicho que la Argentina está entre los más afectados (Ver “Cristina…”) “porque da los números reales” de víctimas de la enfermedad.

Los funcionarios no entraron en el debate y se refugiaron en las palabras de la directora de la OPS, Mirta Roses Periago, que se había dirigido a ellos por video. “El número de casos confirmado que reportan los países cada vez refleja menos la situación real de transmisión en el país (…) Por esta razón la Organización ha decidido cambiar su sistema de monitoreo de la pandemia, enfatizando el uso de indicadores cualitativos que hablan de la dispersión geográfica y el impacto en los servicios de salud, entre otros”.

Roses también sostuvo que “la definición de riesgo y, por lo tanto, la exposición han cambiado. Las recomendaciones de evitar viajes a zonas afectadas ya no protegen a los ciudadanos, no contienen el brote y no previenen la diseminación internacional”.

De la reunión de ayer en Cancillería participaron los ministros de Salud de Bolivia y Paraguay, Jorge Tapia Sainz y Esperanza Martínez, respectivamente, y funcionarios del área de Brasil, Chile y Uruguay, acompañados de sus equipos técnicos. Además estuvo presente el representante de la OPS en la Argentina, José Antonio Pagés.

Fuente:clarin.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario