GUIA PRACTICA PARA EL TELEVIDENTE

 ImageShack

En tiempos de mi niñez solía escuchar que si algo estaba escrito tenía que ser verdad. A nadie se le ocurría cuestionar de falaz lo leído en letras de molde (diario,libro,etc).

Con la modernidad y desarrollo tecnológico la televisión y en particular los noticiosos como decía mi abuela y los noticieros como decimos ahora parecen haber heredado este beneficio de autenticidad.

Pero cuánto hay de cierto en esta premisa?

Lo que veo que pasa en la televisión realmente está sucediendo?

Editar o sacar de contexto (excusa frecuente de quienes buscan desdecirse de lo que dijeron) es una práctica común por estos días?

Los contenidos de los noticieros son la actualidad compactada que un ciudadano debe conocer?

Cuantos pedazos de la realidad no son tenidos en cuenta por los noticieros por distracción o conveniencia?

Hace poco María O’Donnell publicó un libro llamado Propaganda K, una maquinaria de promoción con dinero del estado. En él desgrana el uso de la pauta publicitaria como rector de voluntades y generador de tendencias de pensamiento en la ciudadanía.

Se comenta como al pasar que ciertas “notas” en los noticieros con formato de actualidad son en realidad propagandas pagas sin advertencia para el televidente.

Tome como ejemplo que usted esta mirando en el noticiero durante media hora hablar a un itendente de pequeño poblado sobre las bondades de la instalación de un refugio para la linea 09 de colectivo.

Si usted mira con ingenuidad los noticieros del mediodía o los de la tarde noche para ver que pasa en el país a partir de este momento debería preocuparse. Usted no está mirando lo importante que acontece, lo que nos involucra a todos, lo que define el futuro próximo de su realidad. En muchos casos usted esta siendo objeto (victima bah) de cierta manipulación sutil sobre que es lo que debe saber y a la vez le está siendo negada otra información que sucediendo no toma estado público deliberadamente.

Dude de lo que escucha, incluso de lo que ve con sus propios ojos. Pregúntese por qué se otorga determinado espacio a determinado personaje o por qué hace tiempo que no ve algunas caras significativas para el conjunto social.

Si saca una cuenta rápida de lo visto en una hora de noticiero de cualquier día de la semana estará muy cerca de determinar cuanto de los 250 millones asignados por el estado a “pautas publicitarias” le toco a cada periódico, radio, canal, programa, presentador, etc.

Quizás por eso usted tantas veces vive un país en su piel y ve otro por televisión en el que le encantaría vivir.

Susana peralta

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario