Hablando de buitres…EE.UU. y Francia se pelean por el control del aeropuerto de la capital

Estados Unidos y Francia protagonizan una pelea diplomática por la ayuda a la devastada Haití, país caribeño en el que los muertos por el terremoto del pasado martes superarían los 140.000 y en el la amenaza de epidemias comienza a ser tan o más acuciante que el rescate de sobrevivientes, a esta altura una tarea difícil y casi sin sentido.

El presidente de Haití, René Preval, agradeció a la comunidad internacional por la ayuda que envían a su país, pero pidió que los donadores coordinaran mejor sus esfuerzos y los exhortó a que no peleen entre sí.

El aeropuerto de la capital haitiana fue tomado por las fuerzas militares de Estados Unidos y se convirtió en un virtual “cuello de botella” para la ayuda internacional que no deja de llegar. Y los funcionarios estadounidenses dan prioridad al “puente aéreo” que tendieron entre Puerto Príncipe y las bases militares en suelo norteamericano.

En un sólo día aterrizaron al aeropuerto de Puerto Príncipe 74 aviones procedentes de varios países, entre ellos, Estados Unidos, Francia y Venezuela, lo que provocó una gran “congestión”, reconoció Preval. Este problema se “solucionó” de cuajo por decisión de Washington, que comenzó a derivar los aviones a Santo Domingo, la capital de la vecina República Dominicana.

Los reclamos franceses  -y de otros países- no se hicieron esperar y comenzaron a hacerse públicas las tensiones entre París y Washington.
A su vez, Preval denunció inconvenientes en la coordinación para la distribución de los víveres y medicamentos. “Nos hace falta la ayuda internacional, pero el problema es la coordinación”, manifestó el mandatario mientras aumentaban las señales de tensión en el aeropuerto internacional.

“Debemos mantenernos tranquilos para la coordinación y no acusarnos entre nosotros”, dijo Preval, en alusión a la queja que el ministro de Cooperación de Francia, Alain Joyandet, le entregó al embajador de Estados Unidos después de que oficiales norteamericanos, a cargo del aeropuerto de la capital haitiana, le negaron el permiso a dos aviones franceses para aterrizar. Una de las aeronaves llevaba un hospital de campo y la otra debía evacuar a ciudadanos franceses.

Como respuesta al llamado del presidente haitiano y al descontento francés, el embajador norteamericano en Haití, Kenneth Merten, insistió en que están en Puerto Príncipe “para ayudar” y aclaró que no están, de ninguna manera, “tomando el control del país”.

El gobierno de Haití “perdió su capacidad de funcionar pero no se derrumbó”, aseguró el presidente Preval, al informar que se decidió “establecer provisoriamente la sede de la presidencia y del gobierno en un destacamento de policía para estar cerca de los socios internacionales” en vista de que el palacio presidencial se derrumbó por completo.

Fuente:efe

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario