Inquietante profesía maya para el 2012

Por: Guillermo Giacosa
Desde que tengo uso de razón, o al menos desde que creo tener uso de razón (uno nunca sabe), escucho hablar del fin del mundo y del esotérico “fin de los tiempos”. De niño pensaba que este último iba a destruir todos los relojes. He progresado, hoy sé que el tema es otro, pero no tengo muy claro de qué se trata, y no saberlo me parece una sensata ignorancia frente a los que cacarean sobre el tema con aires teológicos y apocalípticos. Es verdad que esta vez la cosa va en serio y nada tiene que ver con los delirios de las muchas sectas que se han creado en torno a personalidades que, si resucitaran, se suicidarían de inmediato al ver los resultados de sus enseñanzas.

Ahora ha aparecido una nueva fecha: la catástrofe final será el 21 de diciembre de 2012. A mi me agarrará, si aún tengo cuerda, cerca de los 73 años. Esta fecha se basa en el calendario y en las profecías de los mayas, muchas de las cuales, según cuentan, ya se han cumplido.

Este pueblo tiene un calendario cíclico que abarca 5,125 años, y los expertos afirman que ese ciclo se cerrará en la fecha ya adelantada. Los mayas afirmaban que en ese día “la humanidad deberá escoger entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo que todo está vivo y consciente, que somos parte de ese todo y que podemos existir en esa nueva era de luz”. Estas aseveraciones hacen pensar que la estupidez y la destructividad humana no son novedad.

En realidad, se trata de un anuncio del fin del mundo que está en nuestras manos o, mejor, en nuestras mentes y corazones. Algo así como un cambio de conciencia. Supongo que debe tratarse de suplantar la obsesión por el “tener”, que domina la actualidad, por la voluntad de “ser”, que haría de nosotros seres totalmente distintos.

Es una curiosa casualidad que esta profecía maya coincida con las catástrofes ecológicas que ya estamos viviendo y con las más graves que se acercan. En todo caso, no viene mal, al menos para los que aman el esoterismo y para los que son proclives al pensamiento mágico, pues puede movilizarlos para que actúen contra el daño que se avecina.

Según una consultora de psicología transpersonal y regresión a vidas pasadas: “Los mayas no hablan del fin del mundo sino ‘del tiempo del no tiempo’. Nos hablan de un momento de transformación y cambios muy profundos. Del nacimiento de la Era de Luz, del tiempo de lo femenino, de la mujer, de la madre”. Los mayas veían al Sol como un ser vivo que cumplía ciclos que, a su vez, producían campos magnéticos que influían sobre nuestro planeta. Otro especialista, historiador y filósofo, sostiene que “el próximo ciclo de manchas solares concluye en el 2012, y no es difícil ver que hay una convergencia de fuerzas poderosas. Solo puedo decir que, después de analizar por muchos años estos fenómenos y de estudiar a los mayas y sus profecías, concluyo que en esa fecha va a haber un gran cambio en la humanidad”.

Fuente: www.despertar.fullblog.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario