JUEGOS MACABROS

El cuerpo de una nena de tres años fue hallado ayer en un descampado de Almirante Brown. Estaba desnudo y con signos de estrangulamiento. Un grupo de vecinos derrumbó una pared perimetral y atacó a pedradas al presunto dueño del predio abandonado.

Hoy estamos conmovidos por la posible autoría de este crimen a manos de dos menores de 8 y 12 años, que “jugando” mataron presuntamente a una vecina de tan solo 3 años.

Los medios dicen que los menores “confesaron” que ataron un cable alrededor del cuello de la niña y la llevaron a “pasear” por el baldío. Luego al ver que la niña no respiraba se asustaron y huyeron del lugar.

Si esto es posible, y francamente, creo que lo es, no podemos menos que considerar el hecho como una señal alarmante (una más y van?) de la corrosión que sufre día a día nuestra gente.

Cuando hablamos de falta de educación, oportunidades, trabajo, valores justamente nos referimos a estos posibles escenarios.

Un caso, una aberración, otra cosa para olvidar, pone en perspectiva la falta de conciencia del valor de la vida humana, de como vamos descendiendo lentamente y de a uno cada escalón que creímos haber superado hacia una vida más digna.

Personas  hacinadas, creando códigos propios fuera de la legalidad, acostumbrandose a no esperar nada, sin proyectos que transmitir a sus hijos, sin ejemplos, sin sueños. Eso estamos viendo crecer más rápido que la soja y las exportaciones. Pero no hay piquetes para llamar la atención sobre el sufrimiento del pobre, ni cortes de rutas, ni son incluídos en los discursos presidenciales.

Como si no existieran, como si no votaran, como si no formaran parte del producto bruto interno de un país, como si fueran INVISIBLES.

Susana Peralta

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario