Kirchner muy duro contra la prensa

Por primera vez, el ex presidente, Néstor Kirchner, dejó entrever su intención de retornar a la Casa Rosada en 2011 al afirmar que las elecciones legislativas son “un punto de inflexión para dar la batalla en 2011“, al tiempo que criticó con dureza a un matutino porteño al que acusó de publicar “inexactitudes”.

El primer candidato a diputado nacional por Buenos Aires del Frente Justicialista para la Victoria llamó a sus seguidores a “no claudicar”, y destacó la conformación “plural” del oficialismo al sostener que “tiene la capacidad de convivir y no de castrar” como los “sectores que representan a la derecha”.

Kirchner realizó esas declaraciones al encabezar, junto al candidato a diputado por la Capital Carlos Heller, un evento organizado por los intelectuales de Carta Abierta, en el que apuntó duramente contra el grupo Clarín, que había hecho circular una versión sobre un posible adelantamiento de las elecciones presidenciales al 2010.

“El 28 de junio es un paso y un punto de inflexión para dar la batalla en 2011”, afirmó el ex presidente, durante el acto que compartió con intelectuales y con los candidatos kirchneristas de la Capital Federal en el complejo Paseo La Plaza ubicado en la calle Corrientes.

Kirchner se quejó por las versiones periodísticas que surgieron sobre un presunto adelantamiento de las elecciones y criticó en duros términos al multimedios, al que calificó en reiteradas ocasiones de “grupo monopólico”.

A su vez, Kirchner aprovechó el acto para leer una solicitada en la que cuestionó el accionar de los medios, y recordó que Clarín publicó días atrás una nota cuya información fue desmentida luego por funcionarios del gobierno estadounidense.

El ex jefe de Estado aclaró que la solicitada no la enviaron a ningún diario porque “tenía destino de página 120”.

También se quejó de un supuesto trato diferenciado que hace la prensa del gobierno de su esposa Cristina Kirchner y de la oposición, y afirmó que si él hubiera estado vinculado a las llamadas al Rey de la Efedrina le hubieran hecho “300 tapas de diario”.

De esa manera, Kirchner se refirió al caso que envuelve al candidato del peronismo disidente Francisco De Narváez por tres llamadas que se realizaron desde un celular a su nombre a Mario Segovia.

“Quieren herir la inteligencia de los argentinos”, consideró el candidato a diputado por la provincia, al señalar que “si a uno los denuncian, estamos investigados; si los denuncian a ellos, están perseguidos”.

En ese marco sostuvo que el oficialismo enfrentará en las urnas “a aquellos que representan a la derecha argentina” entre los que mencionó al grupo Clarín al que lo consideró como “el mascarón de proa de grandes intereses”.

“No nos perdonan porque ahora hay memoria, justicia y no hay impunidad en la Argentina” y “no nos perdonan que haya pensado en distribuir la riqueza”, afirmó ante militantes e intelectuales que respaldan al gobierno nacional.

Fuente:ambito.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario