“La guita me la dan los giles”, habría dicho el padre de Agustín a la prostituta

El programa “El show de la mañana” de canal 12 de Córdoba, dio a conocer una foto de Bustos Fierro en la que se lo muestra en una whiskería con una muchacha de 23 años, llamada Johana Zulé, que es bailarina del boliche nocturno “Tiffany”.   

Según expresó la joven, el papá de Agustín es un concurrente habitual de la whiskería,  la maltrató y gastó varios miles de pesos de la campaña de su hijo- que viajará a Estados Unidos para tratar su adrenoleucodistrofia, la rara enfermedad degenerativa que padece desde que nació- en salidas nocturnas.

Zulé aseguró en el programa “Veni mañana” de canal 8: “Yo lo conocí hace tres fines de semana. Iba siempre al boliche. Me sacaba de mi trabajo y me traía a Córdoba a un boliche gay llamado ‘Zen’ y también a Zebra en Villa Carlos Paz. Y luego nos íbamos al hotel”.

Al parecer, la noche del escándalo, Bustos Fierro había tomado de más en el club nocturno, se dirigió con la muchacha hacia el boliche Zebra pero como estaba cerrado pasaron por la discoteca Zen y terminaron la noche en un hotel de la calle Obispo Trejo y San Luis.

En el trayecto de Carlos Paz a la ciudad de Córdoba, Zulé afirmó que iban a los cajeros automáticos, “él sacaba plata, y cuando le consulté sobre los motivos por los que gastaba tanto y no destinaba ese dinero a sus hijos, me dijo: ‘Vos no me vas a decir qué hago con la plata, puta de mierda, la plata me la dan los giles’”.

Luego de pasar la noche en el hotel de alojamiento, Bustos Fierro y Zulé terminaron en la comisaria tras una discusión por el supuesto robo del celular del padre de Agustín. “Me ha tratado de ladrona y no soy ninguna ladrona”, aseguró la joven y agregó que la quiso arrojar desde el auto.

Por su lado, Javier Bustos Fierro, apenas se enteró que el escándalo había trascendido se defendió diciendo que no conocía a la bailarina, con quien le sacaron una foto y lo habían visto discutiendo en el auto. Sin embargo, en la declaración policial aseguró que estuvo esa noche con la joven en Carlos Paz donde “festejaba” el viaje que hará para operar a su hijo, y la llevó a la ciudad de Córdoba en su auto.

Según fuentes policiales, la mañana del escándalo, “el hombre fue trasladado a la Unidad Judicial 10 luego de haber sido encontrado forcejeando con una joven mujer a quien acusaba de robarle el celular.

En los medios locales, Bustos Fierro aseguró que “nunca antes” había ido al local y que no consumió alcohol. Y también negó haber utilizado el dinero de destinado a su hijo: “Yo trabajo y tengo mi dinero y el dinero de la campaña no se tocó”.

Sin embargo, el papá de Agustín luego se arrepintió y se hizo cargo de los hechos: “No soy un ejemplo para la sociedad a nivel de padre, soy un ser humano”, expresó. Y agregó: “Vengo desbordado desde hace cuatro meses de múltiples campañas para que esto se concrete y lamentablemente meto la pata con un tema que no tiene nada que ver con la campaña. Lamentablemente se hizo público y se ha desvirtuado terriblemente”, afirmó.

Bustos Fierro ya fue apartado de la Fundación “Un Milagro para Agustín” por su mujer, Cecila Bursi, quien en Radio Mitre expresó: “Espero que la gente sepa diferenciar las cosas. A él se lo va a sacar de la fundación, por supuesto. La gente que colabora es gente impecable, y para poder seguir, y brindarle a la gente lo que está esperando, hay que aclarar todo esto. Él sale de la Fundación no va a tener acceso”,
Además, la mamá de Agustín aclaró que el dinero de las donaciones recibidas “está intacto” y que el monto para la operación “se transfirió al hospital, está el comprobante en la página”.

La causa está en manos de la justicia, la joven Zulé analiza la posibilidad de denunciarlo por “malos tratos” y un país entero pide explicaciones acerca de lo ocurrido.

Fuente:elargentino.com

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario