La “moda” de la inseguridad permite estas cosas

Picana eléctrica:

Este dispositivo esta diseñado para neutralizar al delincuente un artículo que con solo escuchar el sonido y verlo ya intimida al malviviente, posee los siguientes efectos.

  • 1/2 segundo: El delincuente comienza a sentir dolor, contracción muscular y empieza a entrar en shock.
  • 1 a 2 segundos: Comienza a sufrir de espasmos musculares y se inicia un estado de desorientación mental.
  • 3 a 5 segundos: Tiene pérdida del equilibrio, no tiene control  muscular ni de esfinter y sufre de una total confusión mental, dejando al asaltante completamente aturdido y desorientado durante varios minutos.
  • La corriente de esta picana puede traspasar todo tipo de prenda (incluido el cuero).
  • La ola de inseguridad -o la sensación que genera su “relato”, según la Presidente- generó una fuerte suba en las ventas de productos de autodefensa, armas incluidas, muchos de los cuales se pueden conseguir sin ningún tipo de control en portales de compraventa por Internet. Elementos como cachiporras, navajas, gases pimienta y hasta picanas eléctricas son parte del repertorio de objetos que muchos buscan para protegerse.

    Desde la armería GunShop, una de las más importantes en zona Sur (de las más afectadas por la inseguridad), su responsable, Fernando Loschiavo, asegura a Criticadigital que creció la cantidad de personas que se acercan a su local.

    Loschiavo sostiene de entrada que los civiles no deben armarse: “El consejo que damos a la gente que no conoce de armas, es que no las compren. Nuestro perfil de cliente es el deportista o el cazador, pero si van a hacerlo siempre digo que compren armas cortas o chicas”.

    De todas maneras, agrega que lo que más se buscan en las armerías son otros productos de autodefensa, como el gas pimienta. “Se trata de concentrados de productos naturales (pimienta, ají y similares) que de ninguna manera se pueden considerar del mismo modo que un arma de fuego. A más de una chica la salvó de agresiones y de intentos de violación”.

    Aún así, el armero remarca que su interés es “venderle a profesionales” y asegura que “de diez que compran, uno sólo utiliza los productos que compran”. Hay que destacar que las mismas armas que las pueden comprar potenciales víctimas están también disponibles para delincuentes, algo de lo que son conscientes en las armerías y por lo que muchos evitan la venta de algunos productos.

    Pero fuera de los locales a la calle, en Internet afloran los vendedores de todo tipo de elementos para autodefensa: ofrecen el mismo gas pimienta que se vende en las armerías, algunos camuflados hasta en anillos, también cachiporras (algunas con dagas de hasta 20 centímetros) y hasta picanas electricas, disimuladas en forma de linterna u objetos similares como celulares.

    En relación a este último producto, aunque en Internet aseguran que no es letal, desde la armería Roberto Avanzi sostienen que es ilegal tener ese producto sin los papeles necesarios: “Nosotros no tenemos ningún elemento que utilice electricidad porque no son de venta libre, se necesitan papeles al igual que las armas de fuego”, sostiene uno de los empleados del local que advierte: “No vas a matar a nadie con la picana, hasta que das con una persona cardíaca; igual con el gas pimienta, es inofensivo, pero puede matar a un asmático o una persona alérgica”.

    De todas maneras, desde las armerías insisten en que el público que se acerca por la inseguridad no es el que buscan tener: “Nuestro perfil no es la gente que busca productos para defenderse”, repite Loschiavo que, consultado por la venta de cachiporras, remata: “Tenemos de las grandes, sólo para la policía: no podemos tener productos para cualquier boludo que quiere una cachiporra”.

    ACLARACIONES DESDE EL RENAR.
    Consultados por la venta libre de armas “defensivas”, desde el Registro Nacional de Armas (RENAR) sostienen que “las consultas por dispositivos alternativos para uso “exclusivamente defensivo” como aerosoles de pimienta, armas electrónicas no letales y el blindaje de autos se ha incrementado en forma considerable” y tras mostrar la legislación sobre el tema, hicieron algunas aclaraciones que vale la pena destacar.

    Es que para algunas de las armas que se venden libremente en portales de Internet o armerías se necesita tener una credencial de “Legítimo Usuario”, la misma que se pide para las armas de fuego. Además, hay que destacar que cualquiera sea el producto, siempre debe ser vendido a mayores de 18 años, algo que en muy pocos avisos se explicita.

    Según informan a Criticadigital, en el caso del aerosol o gas pimienta “si es roja es de venta sólo a mayores de 18 años, siempre que no sea un irritante o lo que se llama un agresivo químico, en estos casos sí se necesita ser Legitimo Usuario” y agregaron que estos productos, el gas lacrimógeno, por caso- se lo considera como un arma de uso civil y es necesario tener la credencial”.

    “En el caso de las armas electrónicas (las famosas picanas que circulan en Mercado Libre) que sean no letales o de descarga controlada de tensión, es decir, que generan un aturdimiento sin producir lesiones (siempre y cuando se usen de manera correcta, caso contrario pueden producir daños graves e incluso la muerte) es de uso civil y también hace falta ser Legitimo usuario para poder comprarlo y tenerlo”, dice el RENAR.

    Finalmente, y siempre confiando en que se trata de elementos “defensivos”, en el caso de los autos blindados también es obligatorio que estén registrados: el trámite se debe realizar ante el Regristo Nacional de Armas y previo a esto se debe solicitar la autorización de Legítimo usuario de Material de uso especial.P

  • Fuente:criticadigital.com
  • Comparti en tus redes
    Share on Facebook
    Facebook
    Tweet about this on Twitter
    Twitter
    Pin on Pinterest
    Pinterest
    Email this to someone
    email

    Sin Comentarios

    No hay comentarios

    ¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

    Deja un Comentario