La OMS teme que se produzca una interacción de otros virus y la influenza A

Al celebrar hoy su reunión anual, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió mantener el nivel de alerta de pandemia en 5, al tiempo que su titular, Margaret Chan, advirtió que el mundo tiene “motivos para temer” una interacción del virus de influenza A (H1N1) con otros virus, lo que podría volverlo mucho más peligroso.

La reunión de la OMS de este año está signada los temores a la extensión de la gripe porcina como plato fuerte de las jornadas. Japón parece el último gran damnificado, pues ya ha confirmado al menos 21 casos de contagios locales. Esa transmisión continua entre humanos en una segunda región mundial haría, según sus previsiones, que la OMS decretara el nivel de alerta 6, indicando la llegada de la primera gran pandemia de este siglo. Sin embargo, Chan aclaró hoy que no se elevará, por ahora, el nivel de alerta.

El vice secretario general de la OMS, el japonés Keiji Fukuda, dijo esta mañana que la organización sigue con atención la evolución de la enfermedad en Japón. Aunque el último informe de situación, publicado ayer domingo por la OMS constata un cierto ralentizamiento de la propagación del virus con respecto a la semana pasada, en la que se declaraban casi mil afectados nuevos al día. Hasta anoche, había 8.480 afectados en 39 países. Y ya se cuentan 72 víctimas mortales.

Los trabajos de la Asamblea Anual de la OMS se acelerarán para que los ministros de Sanidad “se ausenten lo mínimo posible de sus países, donde deben coordinar los esfuerzos contra la gripe”, decía esta mañana el comunicado de la organización. Así, las reuniones, que estaban previstas hasta el día 27, acabarán el 22. Y los trabajos se centrarán, según el mismo comunicado, “en la preparación para la eventualidad de una gripe pandémica, el intercambio de virus y el acceso a las vacunas”.

Aún así, la OMS no ha decidido si producirá la esperada vacuna contra el nuevo virus. Según Fukuda, “no es posible decir en qué fecha tomaremos una decisión, es un proceso meticuloso y difícil”. Fukuda explicó que están en consultas con laboratorios farmacéuticos y expertos en la enfermedad para decidir si se produce masivamente la vacuna. La OMS teme también que el virus mute y se haga resistente a los antivirales que ahora parecen útiles.

Fuente:clarín.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario