La respuesta adecuada

Es sabido que Oscar Wilde era homosexual, lo cual le trajo no pocos problemas en su vida. En una fiesta, un joven quiso hacerse el gracioso y le preguntó:

– Oscar, ¿cómo se empieza a ser gay?
-Preguntando – respondió Wilde.

 Un también joven estudiante de música abordó a Mozart, ya popular en su época y le preguntó cómo se hacía para componer una sinfonía.

Mozart comenzó a enumerar: estudiá dos años de composición, tres de armonía, dos de piano, tres de violín …
– ¡Pero Wolfgang! – dijo el joven – ¡ud. compuso su primera sinfonía con 5 años!
Y Mozart respondió – sí, pero yo no le pregunté a nadie.

 El gran violinista Igor Stravinsky, conocido por sus excentricidades en el escenario, estaba tocando y, al finalizar una pieza, alguien del público le gritó:

– ¡Qué bien que suena su violín!

Acto seguido, el músico puso el instrumento en el suelo y le dijo a esta persona:

– No veo que suene.

Bernard Shaw:

BS: (dirigiéndose a una elegante dama en una fiesta): ¿usted tendría relaciones conmigo por 50.000 libras?
Elegante dama en una fiesta: Y… bueno…. por esa cantidad… sí
BS: (rascándose la pera en la seña internacional de “persona meditando”) ¿Y por 10 libras?
EDEUF: (indignada pero sin dejar de abanicarse): ¡Claro que no! !¿Qué clase de mujer cree que soy?!
BS: Eso ya lo habíamos establecido, ahora estamos negociando el precio.

Fuente:www.nanopoder.com.ar
 

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario