La Selección tuvo un problema con el avión y está varada en Quito

El reloj marcaba las 19 en Ecuador. Los jugadores se subieron al avión, cenaron y hasta vieron una película. Siempre en tierra. Es que las turbinas del Airbus 340 de Aerolíneas Argentinas no generaban la potencia necesaria para despegar. Se restarteó el sistema y una de las turbinas no alcanzó el porcentaje necesario. A pesar de que el avión podía volar con el resto de los motores, el piloto decidió no despegar hasta no tener el cien por ciento de seguridad en el sistema.

Entonces el plantel emprendió la retirada. “Estaban golpeados por la derrota, obvio. Pero nadie se fastidió ni se quejó. Todo bien”, contó un colaborador del plantel. Los jugadores llegaron al lobby del Marriott en combi. También Maradona, que decidió relajarse con un habano. Pero enseguida todos se fueron a las habitaciones, a descansar. Incluso muchos de los utileros, los médicos y algunos colaboradores ya se habían tomado la pastillita para dormir en el viaje y parecían sonámbulos caminando por el hotel hasta desplomarse en la cama.

Mientras casi toda la delegación descansaba en el hotel, en el aeropuerto había un miembro de la Selección Argentina que intentaba dar una mano para solucionar el problema de la turbina. Carlos Salvador Bilardo pasó la noche cerca del avión, atento a cada detalle. Fue el doctor también el que cerca de las 5 de la mañana (las 7 de Argentina) habló con TN y avisó que desde Aerolíneas Argentinas mandarán un nuevo avión, el cual partirá de Quito alrededor de las 16.30 (hora local). Así, los seleccionados regresarán recién pasada la medianoche.

fuente:clarin.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario